14 de agosto de 2018 11:39

Un sector del suburbio de Guayaquil llora la muerte de tres hinchas barcelonistas

Los cuerpos de tres de los 12 jóvenes que fallecieron el pasado domingo en un accidente de bus en la vía Cuenca-Molleturo, son velados en un sector del suburbio de Guayaquil. Foto: Joffre Flores / EL COMERCIO

Los cuerpos de tres de los 12 jóvenes que fallecieron el pasado domingo en un accidente de bus en la vía Cuenca-Molleturo, son velados en un sector del suburbio de Guayaquil. Foto: Joffre Flores / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Guayaquil

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En el espacio de una cuadra y media, en el sector de la calle 22 y Huancavilca, velan los cuerpos de tres de los 12 jóvenes que fallecieron el pasado domingo en un accidente de bus en la vía Cuenca-Molleturo. Vecinos y amigos de los hinchas de Barcelona Sporting Club, que habían viajado a Cuenca para acompañar a su equipo, amanecieron la mañana de este martes 14 de agosto acompañando a los deudos en tres casas de ese sector del suburbio oeste de Guayaquil.


Dos grandes banderas de Barcelona Sporting Club flamean con el viento en la esquina. Tras la capilla ardiente y un acto religioso, organizados la noche del lunes en el estadio Monumental, los cuerpos fueron trasladados esta misma madrugada en una caravana al suburbio.

Dos grandes banderas de Barcelona Sporting Club flamean con el viento en la esquina en un sector del suburdio de Guayaquil. Foto: Joffre Flores / EL COMERCIO

Dos grandes banderas de Barcelona Sporting Club flamean con el viento en la esquina en un sector del suburdio de Guayaquil. Foto: Joffre Flores / EL COMERCIO


En una casa de fachada rosa, en la 22 y Huancavilca, se realiza el velatorio de Christian Jair Laina, de 17 años. En esas calles cultivó su amor por el fútbol. “Cuando no podían ir al estadio se reunía con sus amigos del barrio para ver los partidos y alentar a su ídolo”, contó su padre Félix Laina, quien viajó el domingo a Cuenca tras enterarse del accidente. El joven viajó con su hermano de 22 años, quien resultó herido.

El ataúd fue colocado en la entrada de la casa y está cubierto con la bandera amarilla y negro de la Sur Oscura. Mientras que en el exterior hay una foto del joven pegada a la pared y un arreglo floral de la bandera de la barra. Los vecinos sacaron sus sillas y cerraron la calle para acompañar el luto de la familia.

“Christian era un chico alegre, amaba el deporte. Siempre me pedía permiso cuando quería ir al estadio o viajar. No le gustaban las fiestas, solo el fútbol”, recordó su padre.

A una cuadra de donde flamean las enormes banderas, en el callejón 22 y Ayacucho, se realiza el velatorio de Michael Gregorio Salazar, de solo 14 años. Sus padres se encontraban desconsolados. Su abuelita Rosario Reyes contó que “muchas veces sus papás no le daban permiso para ir al estadio, pero su amor a Barcelona SC era tan grande, que se escapaba y prefería aguantar el castigo”. Los tíos y amigos de Michael llegaron desde temprano este martes 14 de agosto a acompañar a los familiares.

Los cuerpos de tres de los 12 jóvenes que fallecieron el pasado domingo en un accidente de bus en la vía Cuenca-Molleturo, son velados en un sector del suburbio de Guayaquil. Foto: Joffre Flores / EL COMERCIO

Los cuerpos de tres de los 12 jóvenes que fallecieron el pasado domingo en un accidente de bus en la vía Cuenca-Molleturo, son velados en un sector del suburbio de Guayaquil. Foto: Joffre Flores / EL COMERCIO


Los vecinos también lamentan la muerte de un tercer aficionado barcelonista de la cuadra, Javier Anthony Vélez, de 16 años. Su madre Mercedes contó que su esposo tenía una corazonada y en un principio le negó el permiso para viajar a Cuenca, pero al ver que su hijo se puso triste, le permitieron viajar.

Mercedes estuvo despierta toda la noche, hasta que trajeron a su hijo desde el estadio hasta la calle 21 y Capitán Nájera. El féretro fue cubierto con su camiseta, que tenía el número 8, con el apodo de “Mou”, como le llamaban al joven sus amigos.

José Francisco Cevallos, gobernador del Guayas y presidente de Barcelona, acompaña a las familias de los hinchas del equipo amarillo que fallecieron en su retorno a Guayaquil tras el partido frente a Deportivo Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua para EL COMER


Las tres familias han decidido que el miércoles 15 de agosto de 2018, realizarán una sola misa para los amigos que jugaban juntos en las calles del sector. Luego se dirigirán en caravana al Cementerio Patrimonial de Guayaquil. En el cableado eléctrico de la esquina cuelgan decenas de viejos zapatos, que atestiguan las múltiples jornadas de partidos callejeros en el sitio.

El gobernador del Guayas y presidente del Barcelona SC, José Francisco Cevallos, informó que el club se hará cargo de los gastos mortuorios. Cevallos indicó que el club respetó el derecho de las familias de llevar los cuerpos a sus respectivas casas tras el acto religioso y la masiva despedida de los hinchas en el estadio la noche del lunes. “Las bóvedas estén listas en el Cementerio General para su cristiana sepultura, eso ya lo saben los familiares”, dijo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (2)