28 de febrero de 2019 00:00

El exceso de jugadores en Liga de Quito alerta al DT y a la dirigencia

Roberto Garcés es uno de los nuevos en Liga de Quito que no ha sido convocado en el torneo local. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

Roberto Garcés es uno de los nuevos en Liga de Quito que no ha sido convocado en el torneo local. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 16
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 3
Contento 2
David Paredes
Redactor (D)

El mediocampista Roberto Garcés llegó a Liga de Quito motivado por ganar un mejor salario y por la oportunidad de jugar por primera vez en la fase de grupos en la Copa Libertadores. Ahora, el quiteño de 26 años es uno de los que más siente la sobrepoblación de jugadores en el medio campo de los albos.

Desde que llegó al equipo del DT Pablo Repetto, solo ha jugado dos amistosos: frente a Puerto Quito y Orense. No estuvo citado para el duelo contra Santa Fe de Colombia, en la Noche Blanca. Es uno de los cuatro jugadores de la plantilla que no ha sido tomado en cuenta para las tres primeras fechas de la LigaPro.

Siente que poco a poco está perdiendo espacio en el primer equipo y eso lo tiene desmotivado. Es que en su posición, LDU cuenta con cinco jugadores más (Jefferson Intriago, Jefferson Orejuela, Jordy Alcívar, Édison Vega, José Luis Cazares).

“Hablé con el cuerpo técnico. Me dijeron que lamentablemente con la renovación de Intriago yo perdía espacio en el equipo”, dijo Garcés.

El ‘Gato’, como llaman al excapitán de El Nacional, quiere jugar. Busca la manera de salir del club (en condición a préstamo) para tener continuidad.

El exceso de jugadores en Liga de Quito alerta al DT y a la dirigencia


El DT Pablo Repetto cuenta con 12 mediocampistas en una nutrida plantilla de 32 jugadores. Esto obliga a la dirigencia a buscar soluciones: algunos serían cedidos de manera definitiva porque no serán tomados en cuenta para este año.

Según el estratega uruguayo, el club se cubrió la espalda ante la posibilidad de la salida de varios integrantes del plantel campeón del año pasado.

“Parece que tenemos más jugadores en comparación a la plantilla del año anterior. Pero ese exceso es mínimo. Se fue (Fernando) Guerrero y vino (Jacob) Murillo; se fue (Jonathan) Borja y vino (José) Ayoví; se fue Gastón Rodríguez y llegó (Andrés) Chicaiza. Sumamos un delantero más, porque (Djorkaeff) Reasco está lesionado”, explicó el estratega, quien aseguró que en la única zona en la que se evidencia una sobrepoblación es en el medio campo.

Esteban Paz, dirigente de los universitarios, conversó con el cuerpo técnico. En esta reunión se decidió qué jugadores saldrían del plantel, siempre y cuando exista una oferta formal por ellos.

En la nómina presentada no está Garcés. El cuerpo técnico quiere la continuidad del ‘Gato’ para jugar en los tres torneos (LigaPro, Copa Ecuador y Libertadores). Horacio Salaberry y Renny Folleco sí son candidatos a salir del club.

“Salaberry sabe que en Liga no va a tener espacio y estamos negociando que juegue en el América de Quito (...) También tenemos una propuesta de Puerto Quito por Folleco”, dijo Esteban Paz.

La sobrepoblación de jugadores pone a la dirigencia en una posición complicada económicamente.

Deben ajustar su presupuesto de USD 17 millones, que presentaron a los organizadores del torneo nacional a inicios de la temporada.

“Esa sobrepoblación nos permitirá tener jugadores para disputar la LigaPro y Copa Libertadores en menos de 48 horas”, asegura Paz.

Según Santiago Jácome, gerente deportivo de los albos, el club está brindando todas las facilidades para que los futbolistas tengan la continuidad que requieren.

“Hay jugadores que llegaron esta año a Liga de otros clubes y se han quedado fuera de la nómina. Incluso de los 22 jugadores cuando se hace la práctica de fútbol. Estamos para ayudar y para hacerles saber que no tienen que desesperarse y que tienen que luchar”, dijo el gerente deportivo de LDU, campeón del 2018.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (6)