21 de agosto de 2019 15:34

Las entradas sueltas se ofrecen desde USD 55 en las calles aledañas al estadio Rodrigo Paz 

Los hinchas de LDU realizan filas para ingresar a la Casa Blanca, el 21 de agosto del 2019. Foto: EL COMERCIO

Los hinchas de LDU realizan filas para ingresar a la Casa Blanca, el 21 de agosto del 2019. Foto: Álex Puruncajas / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Fabián Alarcón
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los revendendores suspiran en voz baja “compro entradas” y “todavía hay generales”. Con el estadio Rodrigo Delgado protegido por vallas en los alrededores, un grupo de revendedores toreaba los controles policiales para ofrecer boletos al partido entre Liga y Boca Juniors.

La totalidad de los boletos para el duelo de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores fue vendida en el transcurso de estas dos semanas a los seguidores en el programa Liguistas. Unos pocos boletos se repartieron para el resto de aficionados y los hinchas de Boca Juniors, que ocuparán la General Sur Alta.

Con la prohibición de la Conmebol de expender entradas en las boleterías del estadio el mismo día del partido, la reventa representa la única alternativa para entrar esta tarde a la Casa Blanca.

En un recorrido en las inmediaciones del Condado Shopping, ubicado en las cercanías del escenario, dos revendedores ofrecían en voz baja Generales desde USD 55 y la Tribuna Occidental en 70. Ellos dijeron que no tenían entradas disponibles para los Palcos.

Un grupo de hinchas argentinos que se quedaron sin entradas intentaban renegociar el costo de las Generales y se quejaban de los precios, ya que en la venta inicial una entrada a esa localidad costaba USD 30.

Las puertas del escenario se abrieron desde las 14:00 y Liga espera una taquilla mayor a los USD 700 000 con el estadio lleno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)