9 de noviembre de 2018 00:00

Cuatro argentinos son claves en Macará, líder de la segunda etapa del campeonato nacional 

El delantero argentino Juan Manuel Tévez (izq.) participa en un entrenamiento del equipo ambateño. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

El delantero argentino Juan Manuel Tévez (izq.) participa en un entrenamiento del equipo ambateño. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 7
Fabián Maisanche
Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Juan Manuel Tévez fue pieza clave para que sus coterráneos, Pablo Burzio, Alejandro Manchot y Javier Burrai, se adapten al equipo y conozcan a sus compañeros. Además de ser el que presta el patio de su casa para compartir un asado, tomar mate, conversar y observar partidos de fútbol internacional.

Los tres argentinos fueron contratados por la dirigencia en junio y se convirtieron en piezas claves para la campaña exitosa del Macará.

Usualmente, al arribar al complejo La Providencia, en Tisaleo, los foráneos siempre se hacen notar porque entre ellos se bromean y ríen, lo que llama la atención.

El toque de humor de los gauchos continúa en los entrenamientos. Bromean con los juveniles y los jugadores nacionales, también comparten con los trabajadores del club. Incluso se suman a los rituales antes de iniciar los entrenamientos.

“Tenemos una buena relación y nos juntamos siempre. Los tres vivimos en el mismo edificio y eso permite que nuestras familias también compartan”, revela Burzio.

El delantero, nacido en Bulnes y que lleva tres goles en el torneo, es el encargado de condimentar la carne y los embutidos en las reuniones familiares. Entre risas cuenta que él mismo cocina y lo hace desde muy pequeño. Eso sí, no le gusta lavar la vajilla.

El atacante, de 25 años, ya conoció a sus compatriotas en Argentina. Cuando defendía la camiseta de Villa Dálmine se enfrentó con el club Gimnasia de Jujuy donde militaban Manchot y Burrai. El ‘búfalo’ Tévez fue su rival cuando militaba en Talleres de Córdoba y el ariete era del Guillermo Brown. Desde esos partidos ya se dejaba crecer la barba.

“Fue un poco fácil la adaptación porque Juan Manuel ya estuvo un año acá y logró enseñarme algunas cosas. Los compañeros también me ayudaron y la gente en Ambato es muy buena”, asegura Burzio.

A los argentinos les gusta viajar en sus pocos días de descanso. Ya visitaron las piscinas de aguas termales, la ruta de las cascadas y los deportes extremos que se practican en Baños de Agua Santa. Otro de los lugares que conocieron son los paraderos comunitarios en el sector de Quillán La Playa, ubicado en el cantón Píllaro, en Tungurahua. Allí se oferta pesca deportiva, caminatas y juegos. Estas visitas quedan registradas en fotos que son publicadas en redes sociales.

“Es una ciudad bonita y tranquila. Para nosotros fue fácil la adaptación y compartimos cuando venimos todos los días a entrenar”, indica el defensa central Manchot.

Al gaucho, de 30 años, se le hizo “un poco” difícil ser parte del rol titular del equipo de Paúl Vélez. El apoyo de sus compatriotas ayudó para que sea tomado en cuenta en la segunda etapa del torneo.

Manchot prefiere la gastronomía de su país y muy poco la comida ecuatoriana. Incluso se declara hincha del Guillermo Brown, de la tercera división del fútbol de Argentina y no de los grandes como River Plate o Boca juniors, que jugarán la final de la Libertadores.

“Soy un aficionado neutral y esperamos ver este partido único. Nosotros nos concentramos en el próximo partido para seguir en el liderato del torneo”, asegura Manchot.

Su vecino el guardameta Burrai es hincha confeso del equipo de la banda roja (River). El espigado argentino, de 21 años, quiere que River logre con trabajo, fuerza y unión la victoria. Él hace una relación de los ‘millonarios’ con Macará. Dice: “así es el Macará. Un plantel trabajador, humilde, unido y con ganas de triunfos”.

En la planificación del equipo ‘Celeste’ está viajar a la Casa de la Selección en Quito en horas de la mañana del sábado. Al arribar al complejo deportivo se entrenarán en una de las canchas para luego ser parte de un almuerzo y presenciar el partido de la Libertadores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (3)