22 de octubre de 2017 00:00

'Pancho' mera, un hincha de LDU que triunfa en el Delfín

Francisco Mera (izq.) celebra el primer gol de Delfín en el compromiso ante Universidad Católica

Francisco Mera (izq.) nació en Carchi, tiene 25 años, y se destaca en la campaña del equipo manabita.. Foto: API

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 10
Mauricio Bayas

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Francisco Mera tiene un tatuaje en su mano izquierda. Allí están escritas las iniciales de sus dos hijos. Cada vez que anota un gol estampa un beso en señal de amor a su familia.

‘Panchito’, como le dicen en el Delfín, vive un año inolvidable con la gran campaña en el equipo manabita. Ha marcado tres goles en los 26 partidos que ha jugado y logró convencer al DT Guillermo Sanguinetti de sus habilidades.

Mera, nacido en el Carchi (en el barrio Nuevo Tulcán), no oculta su gusto por los colores de Liga de Quito.

En su infancia y adolescencia se presentó a entrenar en las formativas de LDU. Sin embargo, no tuvo espacio y decidió volver a su tierra natal.

El ‘enano’ Mera, como también le dicen sus compañeros del colegio Bolívar de Tulcán, admiró siempre a Franklin Salas, Jacinto Espinoza, Alexander Escobar... Ellos han sido sus ídolos con la casaca de la ‘U’.

El respaldo de sus padres fue fundamental cuando le cerraron las puertas en LDU. Lo apoyaron para que buscara otra oportunidad y así llegó al Imbabura, de la Serie B.

“Gracias a Dios en el Imbabura sí tuve oportunidades. Luego pasé a Técnico Universitario. Fabián Bustos fue quien me llamó para que jugara en el Delfín. En Manta me ha ido bien y ahora nuestro sueño está en conseguir el campeonato”, dice el volante, de 25 años.

En el Imbabura vivió un momento cumbre cuando conoció a su ídolo: Franklin ‘Mago’ Salas. Fue su compañero y recibió algunos consejos.

Contraer matrimonio muy joven le sirvió para madurar rápido. Fue padre a los 21 años.

Ahora el carchense es uno de los que pone su sazón cuando se reúne con sus amigos para cocinar. Comparte concentración con Bryan Oña y sus mejores amigos en el club son Andrés Chicaiza y Jácob Murillo. Ellos tienen la costumbre de reunirse para cocinar. Hacen un menú variado. Alternan recetas con gastronomía de la Sierra y de la Costa.

“Panchito es un muchacho muy apegado a su familia. Disfruta mucho con sus hijos el tiempo libre. Tiene muchos amigos y hasta apoya en campañas por el fútbol infantil de su ciudad. No se ha olvidado de sus raíces. Le gusta mucho la comida serrana, pero también los mariscos”, detalla Oña.

El futbolista está adaptado a la cotidianidad de Manta. Madruga a los entrenamientos en el complejo Los Geranios. Allí el club se entrena de 08:00 a 10:00. Los miércoles se queda compartiendo un encebollado con el resto del grupo.

En las tardes tiene la costumbre de acompañar a su hijo Josafat, de cuatro años, a la escuela de fútbol que abrió el defensa Pablo Saucedo. “Mi familia ha sido una motivación especial. Con ellos comparto todo el tiempo y están conmigo en esta temporada”.

El DT Sanguinetti ha confiado en Mera y le ha dado la titularidad.
El Delfín visitará hoy a Liga de Quito en la defensa del primer lugar en la tabla de posiciones de la segunda etapa.

El cetáceo, ganador de la primera etapa, sueña con lograr el título sin jugar las finales.

Mera está convencido de que este año logrará su primer título en el fútbol profesional con la camiseta manabita.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)