27 de July de 2012 07:16

Alonso podría celebrar 31 cumpleaños con su triunfo 31 en un escenario mágico

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN


El español Fernando Alonso (Ferrari), doble campeón del mundo de Fórmula Uno, que comanda con solidez el Mundial 2012, podría hacer coincidir este domingo su trigésimo primer cumpleaños con su trigésima primera victoria en el escenario mágico donde consiguió la primera, el Hungaroring.

Alonso, que el pasado fin de semana se exhibió en Hockenheim, donde firmó su vigésima segunda pole, un día antes de lograr su trigésima victoria en F1 -la tercera en el Gran Premio de Alemania, después de las de 2005 y 2010- podría convertir en devastadora la racha que le lleva a encabezar el Mundial con 154 puntos -34 más que el australiano Mark Webber y 44 de ventaja sobre su compañero en Red Bull el alemán Sebastian Vettel- si logra un nuevo triunfo en el circuito en el que estrenó su palmarés triunfal.

Fue el 24 de agosto de 2003, dos años antes de que capturase el primero de sus dos títulos mundiales -consecutivos-, en Sao Paulo (Brasil).

Fernando pilotaba en Renault y, con anterioridad, ese año ya había desatado la alonsomanía, fenómeno por el cuál en España comenzaron a seguirse de forma masiva las carreras de Fórmula Uno, al batir los récords de precocidad en salir desde la pole, subir a un podio -ambas en Malasia- y en marcar la vuelta rápida -en Canadá-.

El siguiente paso hacia la gloria lo dio en Hungría, en el Gran Premio de hace nueve años, en el que arrancó primero y logró su primer triunfo en una carrera en la que se fotografió en el podio junto al escocés David Coulthard (McLaren) y el colombiano Juan Pablo Montoya (Williams-BMW). Después de doblar en pista al alemán Michael Schumacher, el hombre-récord de la F1 (91 victorias), que esa temporada acabaría capturando el sexto de sus siete títulos.

Ese día, cuando contaba 22 años y 26 días, Fernando batió un récord que llevaba nada menos que 43 años en vigor: el del neozelandés Bruce McLaren, un piloto que subió 27 veces al podio en Fórmula Uno, fundó la escudería que lleva su nombre y que falleció en accidente el 2 de junio de 1970, en el circuito de Goodwood (Gran Bretaña).

McLaren celebró la primera de sus cuatro victorias en F1 en el Gran Premio de Estados Unidos de 1959, disputado el 12 de diciembre de ese año en la Sebring International Raceway, en Florida. Contaba 78 días más que los que tenía el ovetense el 24 de agosto de 2003, cuando batió un récord que mejoraría -como casi todas sus plusmarcas de juventud- Vettel cinco años más tarde, al ganar con un Toro Rosso en Monza.

Alonso hizo historia en el Hungaroring, un circuito que se estrenó en 1986 -marcando un hito, al ser Hungría el primer país de la Europa del Este que organizaba un evento de este calibre- y que este año alcanza su vigésima séptima edición. Una pista en la que -como no podía ser de otra forma- Schumacher es el piloto que más triunfos ha festejado: cuatro, uno más que el brasileño Ayrton Senna, triple campeón, fallecido en 1994 en Imola (Italia).

En la que el piloto asturiano podría igualar los 31 triunfos del inglés Nigel Mansell, la cuarta mejor marca de todos los tiempos, por detrás de las del Kaiser (91), el francés Alain Prost (51) y la de Senna (41).

Si repite el domingo su victoria de 2003, que se produjo en una jornada mágica en la que estaban presentes en el circuito las dos personas que más han influido en su carrera: su descubridor, el italiano Flavio Briatore -director de Renault- y José Luis Alonso, el padre que supo educar a un hijo al mismo tiempo que fabricaba un campeón.

Tags
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)