18 de septiembre de 2018 00:00

Figuras de las artes marciales mixtas de Ecuador enseñan y pelean

Alberto Jarrtín, de 30 años, es el campeón vigente de la ‘Última Pelea’. Ha luchado en Tailandia. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Alberto Jarrtín, de 30 años, es el campeón vigente de la ‘Última Pelea’. Ha luchado en Tailandia. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 1
Álex Puruncajas. Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El párpado del ojo izquierdo de Alberto Jarrín está hinchado y rojo. Son los signos de los golpes que recibió durante un entrenamiento que forma parte de su preparación para el torneo Shooto 88, que se realizará el 28 de septiembre, en Río de Janeiro, Brasil.

“No se dejen pegar así”, bromea el peleador de MMA (Artes Marciales Mixtas, por sus siglas en inglés) y se señala el párpado, al arribar el jueves al gimnasio KO Club, ubicado debajo del puente de la avenida Napo, al sur de Quito.

El quiteño, de 30 años, es uno de los ‘duros’ del país de esta disciplina que combina boxeo, muay thai, Jiu Jitsu brasileño, lucha, taekwondo y otras artes marciales. Ricardo Centeno, Juan Andrés Luna, Henry Moya y Maurilio Álava son otros de los reconocidos que muestran sus técnicas en el país.

A escala internacional, en la UFC, el ‘Chito’ Vera es el único ecuatoriano, lo que originó interés en jóvenes y ejecutivos en practicar estas modalidades.
En el país, las MMA se realizan en torneos de primera y segunda línea, dice el uruguayo Eduardo Filipini, director de ‘La Última Pelea’, un reallity que se transmite los martes por un canal de señal pagada. Sus capítulos se repiten los viernes por Youtube.

EMMA QFC, UCC y Punisher son los otros torneos que tienen su acogida entre los seguidores de la MMA, en el país.

Jarrín es el último ganador del reallity, en la categoría de los 67 kg. Por su condición de campeón, peleará en la final del último capítulo de la tercera temporada, el 9 de noviembre, en el colegio Benalcázar.

El ‘Beto’ Jarrín es psicólogo social, pero su pasión son las MMA. Se da modo para alternar sus dos profesiones. Hace proyectos para una entidad pública y practica y enseña en el gimnasio. Su hermano Iván y Diego Chango, hijo del entrenador Segundo Chango, son otros de los instructores.

Unas 200 personas al mes asisten al lugar para aprender las técnicas. “Hay gente que no puede pagar y los becamos”, dice el luchador, que creó el proyecto con el propósito de ayudar para que jóvenes de Chaguarquingo y Chimbacalle se mantengan activos.

En el centro y norte de la capital de Quito y en provincias como Guayaquil, El Oro y Manabí también hay gimnasios donde las personas practican para mejorar su estilo de vida.

Jhoshua Espinoza es uno de los que ensaya en el KO Club y se alista para ir a una pelea en Panamá. “Vine al gimnasio por una tía y, desde ahí, me quedé. Me han ayudado porque era muy disperso. Las artes marciales mixtas son completas”, expresa el joven de 18 años.

Él quiere salir a otros países tal como ha hecho Jarrín, quien ha peleado en Argentina, Colombia y Tailanda.

En el 2015, derrotó al inglés Otis Oren, en Bangkok, una de las peleas que más recuerda, pues venció a escala internacional. Recibió cerca de USD 2 000. Otro de sus triunfos recordados es el que logró en Panamá, ante Harold Morales.

En Ecuador, la ‘bolsa’ de las peleas va desde USD 300 a USD 1 000. Jarrín y peleadores como Javier Basurto coinciden en que se necesita más apoyo a este deporte.

El ‘Beto’, quien tiene cinco victorias registradas en la MMA, está motivado. Dice que con un triunfo en el Shooto 88, podría llegar a la UFC.

El Maestro Pruna adiestra a los jóvenes

Freddy Pruna en el gimnasio White Lion, en Quito. Foto: Roberto Peñafiel / EL COMERCIO


En el gimnasio White Lion, en Quito, Freddy Pruna, de 29 años, y Vanessa López, de 28, enseñan técnicas de Ju Jitsu, karate, Muay Thai y otras a niños y jóvenes. Cuentan que esto ayuda a los chicos para formarse personalmente y evitar el ‘bullyng’.

El Maestro Pruna también compite en los torneos nacionales de wushu y es directivo de esta disciplina en Pichincha. “Ser como el agua. Hay que adaptarse a los diferentes estilos”, es el lema del ‘Sifu’. Para él, las MMA ayudan a que las personas tengan un “correcto entrenamiento del cuerpo y en su parte mental para evitar la violencia”.


El ‘Cholo’ Basurto se destacó en Perú

Javier Basurto reside en Machala y ha realizado peleas fuera del país. Foto: Archivo particular

Javier Basurto reside en Machala y ha realizado peleas fuera del país. Foto: Archivo particular


Una de las peleas que más recuerda el ecuatoriano Javier Basurto es la que sostuvo ante el japonés-peruano Takeshi Nakamura, en octubre del 2017, en Lima. Lo derrotó a los 37 minutos del primer round y “quedó en paz” puesto que su rival lo había vencido en una primera pelea.

El ‘Cholo’ estuvo entre el 2013 y el 2016 en Perú, donde se hizo un nombre en las MMA. Ahora, reside en Machala, donde tiene su academia. Además, es representante de Bidokan ecuador - Gracie Jiu Jitsu. También da clases y es seminarista de defensa personal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)