Tania Castillo se proclama defensora del Pueblo subr…
Nueva Zelanda aprueba la vacuna AstraZeneca a partir…
Se declara el estado de emergencia institucional en …
Estado de excepción en Guayaquil y El Oro se extiend…
Pedro Castillo anuncia servicio militar para jóvenes…
Uruguay administrará una dosis de Pfizer a los ya in…
Alcalde de Latacunga pidió al Gobierno construir nue…
El Gobierno de Guillermo Lasso considera clave a la …

Andy Cartagena, Diego Ventura y Leonardo Hernández, a hombros en Granada

El rejoneador Diego Ventura es sacado a hombros de la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid. EFE

El rejoneador Diego Ventura es sacado a hombros de la plaza de toros de Las Ventas, en Madrid. EFE

Los rejoneadores Andy Cartagena, Diego Ventura y Leonardo Hernández salieron hoy (domingo) a hombros en la corrida de rejones celebrada en Granada, sur de España, primera de la feria del Corpus, con un flojo encierro de Benítez Cubero y Pallarés.

Se lidiaron tres toros de José Benítez Cubero -primero, tercero y sexto- y otros tres de Pallarés -segundo, cuarto y quinto-, desiguales, justos de fuerza y parados con poca transmisión. El sexto, manejable.

FICHA DEL FESTEJO:

Andy Cartagena: dos orejas y dos orejas.

Diego Ventura: palmas y dos orejas.

Leonardo Hernández: silencio y dos orejas.

La plaza registró un tercio de entrada en una tarde de agradable temperatura.

Andy Cartagena realizó una faena correcta y aseada en su primero, con un toro poco colaborador y parado al que tuvo que provocar y templar para poner en suerte. En el cuarto tuvo que lucir a los caballos ante la falta de toro; la variedad y el espectáculo en banderillas, sobre todo con Pericalvo, suplieron a un toreo más comprometido.

Diego Ventura acudió al espectáculo en banderillas en su primero, sobre todo con Ordóñez, ante un toro justo al que midió muy bien pero mató mal. Al quinto le realizó una faena poderosa, inhibida en banderillas, con Nazarí, y espectacular en las cortas y los pares a dos manos con Califa ante un toro muy parado.

Leonardo Hernández, faena sin ventaja en su primero, al que citó de lejos y clavó con verdad en banderillas, pero falló con el rejón de muerte. Al sexto lo toreó con temple y medida en banderillas, citó de cerca y aguantó mucho para que el toro sirviera.