Testimonio de Martín Mora: ‘Una alta capacidad es ad…
Tres años de angustia y sin pistas de Verónica y Kiara
Jefferson Pérez: ‘Carapaz nos está haciendo un llama…
Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 1 de agosto del 2021
Lasso sumó perfiles con experiencia política para la…
El ISD para el sector aéreo se puede eliminar vía decreto
Los nombres de 15 patriotas están en el ‘libro de muertos’
Otro preso muerto y cinco heridos deja nuevo alterca…

Fernando Salas: ‘Estoy en el mejor momento de mi carrera deportiva’

El pesista ecuatoriano Fernando Salas participará en Río 2016

El pesista ecuatoriano Fernando Salas participará en Río 2016

El pesista ecuatoriano Fernando Salas participará en Río 2016

‘El 16 de agosto será mi competencia. Claro que siento nervios, se trata de mis primeros Juegos Olímpicos, pero la experiencia en Juegos Panamericanos y Campeonatos del Mundo harán calmar estas ansias”, declaró Fernando Salas, desde Río de Janeiro.

El ambateño de 28 años representará a Ecuador en Río 2016. “Llevo 16 años en el levantamiento de pesas. Todo empezó por pura casualidad, mi profesor de educación física me invitó a entrenar para un torneo colegial y me fui quedando”, relató.

Hace un año ganó la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto y el mes pasado, el oro en el Campeonato Panamericano. “Levanté 180 kg en arranque y 220 kg en envión, para un gran total de 400 kg, que se convirtió en el nuevo récord nacional para la categoría de más de 105 kg”.

Ese título significó también que el país lograse su cupo a los Olímpicos. “El equipo masculino ganó el cupo, pero la Federación Ecuatoriana de Levantamiento de Pesas debía designar al deportista. Tenía confianza por lo que venía haciendo y por las marcas que estoy logrando”. Uno de los rivales que tuvo en esa designación fue Jorge David Arroyo, quien no pudo hacer un buen ciclo olímpico.

Desde el lunes, Fernando Salas está en Río de Janeiro junto con Alexandra Escobar, quien asistirá a sus cuartos Juegos Olímpicos. “Nos entrenamos  con el profesor Dragos, de aquí de Brasil. Los lunes, miércoles y viernes lo hacemos a doble jornada, mientras los martes, jueves y sábado, en trabajos específicos”.

Al ser consultado sobre cuál es la modalidad que más le agrada, dice que es el arranque, “requiere de mucha técnica, en cambio para el envión se necesita mucha fuerza, yo soy más técnico” .
Dice que se trata de un trabajo duro, pero que lo asume con total responsabilidad. “Estoy en el mejor momento de mi carrera deportiva y creo que llego a los Olímpicos con toda la madurez que requiere este compromiso con el país. Además, sé del proceso que he seguido, de los entrenamientos que cumplimos. El día de la participación debe salir a escena ese trabajo realizado”.

Son pocos los momentos libres que tienen, pero que les permite recordar a sus padres, a sus hermanos, a su pareja. “Es un sacrificio, pero lo aceptamos”.
Extraña comer un buen plato de fritada o un encebollado. “Será al regreso, porque en mi categoría no hay dietas”.