Miles de salvadoreños marchan contra Bukele cuando s…
Transportistas de Pichincha denuncian desconocimient…
Ministro de Agricultura se pronuncia, tras anuncio d…
Gobierno instalará seis mesas técnicas con la Fenoci…
Campaña para concientizar la importancia de mantener…
Provisión de combustible se normaliza para el sur de…
Controles a las ventas ambulantes continuaron este d…
Los talleres artesanales de Ecuador enfrentan dificu…

Federer irá por un cupo a la final del US Open

Nueva York. Roger Federer se enfrentará con Djokovic para un cupo a la final del Abierto de Tenis

Nueva York. Roger Federer se enfrentará con Djokovic para un cupo a la final del Abierto de Tenis

Con lluvia, viento, frío…. cualquiera sea el clima, el tenista suizo Roger Federer ha demostrado ser un maestro en el manejo de los elementos en el Abierto de Estados Unidos.

Con serenidad, Federer superó a sus rivales en las rondas iniciales en Nueva York con temperaturas que alcanzaron los 38 grados. El miércoles hizo valer su servicio en medio del frío y el viento para despachar al sueco Robin Soderling y alcanzar las semifinales. “Lo veo como un desafío y como una oportunidad para jugar diferente”, dijo el suizo, dueño de 16 coronas de torneos del Grand Slam.

“No es fácil, hace frío. Uno siente que le están soplando en las orejas y los ojos. Pero creo que antes solía no gustarme y ahora estoy del otro lado. Pude cambiar eso y de hecho hasta pude disfrutar de jugar con viento”, agregó.

Federer también disfrutó del sabor a revancha al derrotar por 6-4, 6-4 y 7-5 a Soderling, quien lo eliminó en los cuartos de final del Abierto de Francia este año.

El suizo de 29 años consiguió 18 aces contra el sueco, quien apenas pudo concretar dos. “Supongo que tuve buenos movimientos para el servicio. En mi caso, (el viento) no afecta mi concentración”, simplificó Federer. El oriundo de Basilea admitió además que se sentía preparado para cualquier cosa.

El pentacampeón del torneo neoyorquino, ahora ubicado de segundo favorito, se tomó una hora y 56 minutos para desquitarse del incómodo sueco Robin Soderling. En el cuadro femenino, la danesa Caroline Wozniacki batalló contra el viento, su larga cabellera rubia y una empecinada rival en la eslovaca Dominica Cibulkova, para conseguir su pasaje a semifinales por segundo año consecutivo.

Mientras que en dobles la estadounidense Vania King y la kazaja Yaroslava Shvedova, sextas favoritas, se clasificaron a la final del torneo de dobles femenino del Abierto de tenis de Estados Unidos. Ellas vencieron ayer al dúo de zimbabuense Cara Black y la australiana Anastasia Rodionova por 6-3, 4-6, 6-4.

King y Shvedova, campeonas en el Gran Slam de Wimbledon de este año, esperan ahora por el desenlace de la otra semifinal que se juega hoy entre las chinas Chan Yung y Jan-Zheng Jie (N.7) y las estadounidenses Bethanie Mattek-Sands y Meghann Shaughnessy.

Suplementos digitales