11 de diciembre de 2019 00:00

La exitosa campaña de Liga de Quito se sostiene en cinco pilares

El argentino Adrián Gabbarini, golero titular de LDU. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

El argentino Adrián Gabbarini, golero titular de LDU. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 21
Pablo Campos. Coordinador (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Adrián Gabbarini nunca falta a un entrenamiento, siempre llega puntual y se entrena como si fuese un jovencito buscando una oportunidad en Primera. El preparador de arqueros Humberto Preti elogia con frecuencia al guardameta de 34 años, que se ha convertido en un gran aliado de su trabajo diario: se esfuerza en cada ejercicio y sirve de ejemplo e inspiración para los otros goleros del equipo: Leonel Nazareno y Erick Viveros.

Este año, ‘Gabba’ jugó 33 partidos del torneo local y esta noche, en la primera final ante Delfín jugará el duelo 34. Solo en dos ocasiones tuvo que ser reemplazado (ante Barcelona en julio y ante Aucas en noviembre) y en ambas, su estado de salud mantuvo en vilo a sus compañeros y a la banca de suplentes.

‘Gabba’ es un jugador querido, pero sobre todo es un líder del cuadro albo que hoy expone su corona de campeón del 2018 ante el desafiante Delfín.
“Gabbarini es esa clase de jugadores que te salvan partidos. Sus acciones son decisivas para el equipo. Pero no solo es su actuación destacada en la cancha. Es todo lo que le aporta al equipo”, confiesa el entrenador Pablo Repetto, al hablar de uno de sus comandantes.

El golero argentino se encoge de hombros y prefiere que no se lo mencione como el gran líder del equipo. También se siente incómodo con el apodo de ‘Super Gabba’ que le ha puesto la hinchada.

gabbarini


Liga fue un equipo irregular en el torneo, pero su arquero siempre respondió. Lo mejor del equipo vino en el inicio de los ‘playoffs’ y allí, además del golero, los universitarios tuvieron a otros cuatro futbolistas en un rendimiento excepcional.

Uno de ellos es Antonio Valencia, llegado a la institución a inicios de julio, luego de una mala participación con la Selección en la Copa América. ‘Toño’ llegó con sobrepeso y sin ritmo de juego, pero en el cuerpo técnico estaban conscientes de que su incidencia en cancha sería cuestión de tiempo. “Uno lo ve entrenarse y entiende por qué duró tanto tiempo en Europa. Termina de practicar y vuelve al gimnasio. Ha generado una sensación de contagio en el equipo”, cuenta el defensa Carlos ‘Paco’ Rodríguez. Valencia empieza los partidos como lateral, pero intercala posición como volante ofensivo con José Quintero e incluso centraliza su posición como volante para tocar más el balón. Tiene un año más de contrato con el club.

Pilares de LDU. Infografía

Cinco pilares de LDU


Cuando Valencia se ubica al centro, uno de sus aliados preferidos es el esmeraldeño Jefferson Orejuela, quien terminará su contrato el 31 de diciembre. Hoy, al minuto 18, está previsto que los hinchas le dediquen una canción (Orejuela juega con la camiseta 18) intentando persuadirlo de que se quede una temporada más.

Jhojan y Anderson Julio son otros dos baluartes. Repetto los defiende a capa y espada porque dice “son patrimonio del equipo”. Jhojan marcó el gol de la clasificación ante U. Católica en los cuartos de final y Anderson contribuyó con un tanto en la victoria ante Aucas en la semifinal de ida. En Liga no tienen apuro para negociarlos al extranjero. Pero saben que eso sucederá, tarde o temprano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (2)