5 de noviembre de 2018 00:00

Esteban Paz: ‘Muchos títulos llevan la firma de mi padre’

"Siempre estamos dispuestos a trabajar por Liga, pero de la misma forma en la que la hemos hecho en 21 años: con autonomía”. Esteban Paz, comisión de fútbol de Liga.

"Siempre estamos dispuestos a trabajar por Liga, pero de la misma forma en la que la hemos hecho en 21 años: con autonomía”. Esteban Paz, comisión de fútbol de Liga.

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 2
Indiferente 7
Sorprendido 0
Contento 24
Pablo Campos

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Esteban Paz lleva 21 años como dirigente de Liga. Forma parte de la Comisión de Fútbol, cuyo principal miembro es Rodrigo Paz, su padre. Paz dice que el club necesita una transición larga para generar cambios administrativos, un proceso de cuatro años.


Los socios de Liga ratificaron su confianza en Guillermo Romero como presidente del club. Él quiere manejar el equipo. La Comisión de Fútbol, a la que Ud. pertenece, pide autonomía. ¿Cómo afecta esto al equipo?

Estamos en noviembre, estamos atrasados. Si usted investiga cuándo cierran las empresas transnacionales el tema de publicidades y demás, es en estos meses. ¿Golpear puertas en enero? Olvídese, uno debe quedarse con lo que le pueden dar. Desde hace rato venimos advirtiendo lo que va a pasar si no hay una transición de poderes de forma inmediata.

Ud. y su padre (Rodrigo) anunciaron que este sería su último período en el equipo. ¿Ahora quieren quedarse?

Mucha gente dice que estamos llorando, que nos aferramos a nuestro cargo. La gente no entiende las variables, nos juzga por eso. Hay que hacer una cronología: en enero, en la asamblea de socios, se decide que no va a continuar la Comisión. Allí, varios socios dijeron que podían manejar deportiva y administrativamente el equipo.

¿Fue un detonante para ustedes esas reacciones?

En enero yo le dije a mi padre que me iba. Él también quería irse. Empezamos a armar la transición, empapar de información al Directorio. Se les mandaron muchas comunicaciones: información administrativa, comercial, deportiva. El presidente Romero debía entregar las alternativas para ver cómo se manejaría el equipo. Lo único que pedimos es que no haya injerencia en el equipo actual, porque nos jugamos el título. Pablo Repetto no puede tenernos a nosotros como dirigentes y a otras cabezas dándole disposiciones.

¿Le sorprendió que Romero ganase?

No, la verdad. Sabíamos que era un escenario que podía darse. Antes de las elecciones hubo una asamblea en la que se iban a conocer otras alternativas de manejo del equipo. Allí nos dicen que el Directorio podría hacerse cargo del equipo, pero que preferirían que nos quedemos, que esa es la prioridad.

¿Qué dijeron Uds.?

Nosotros siempre estamos dispuestos a trabajar por Liga, pero siempre de la misma forma en la que la hemos hecho en 21 años, con autonomía, no como quiere el Directorio: nos dan un Ferrari que se llama Liga; la Comisión tiene que darle mantenimiento, comprar las llantas, pero el que lo maneja es el Directorio. Ustedes pagan, pero mando yo. En la Asamblea hay gente que decía: los Paz no quieren dejar la teta.

¿Y es verdad que no la quieren soltar?

¡Es absurdo! Hemos trabajado 21 años, con aciertos y errores. ¡Pero las Copas están ahí! Compare cómo era el equipo de Liga en 1997, cómo era antes y cómo es ahora. Muchos de los títulos de la historia de Liga tienen la firma de mi padre. No hay que olvidar eso.

Habla de errores y acier­tos. La semana pasada Uds. fueron vitoreados por hinchas, en un acto masivo en la plaza Indoamérica, pero un día después el candidato al que apoyaban (Rafael Herrera) perdió los comicios. ¿No debieron haber ampliado la masa societaria para tener más respaldo?

Es que ese es un problema de la estructura de Liga. Son los socios los que deberían preocuparse de eso. Yo soy uno de 1 600 socios del equipo. Somos un grupo de trabajo que no podemos decidir por encima de la masa de socios del equipo.

Usted sostiene que están atrasados en la conformación del equipo. ¿Podría explicarlo?

Hay contratos que terminan, hay futbolistas que debemos traer para fortalecer la plantilla. Pero yo no puedo avanzar, contratar para que luego en enero, Guillermo Romero asuma el equipo y diga que no está de acuerdo con las decisiones.

¿Le preocupa que en el imaginario, los Paz queden como los culpables si es que a Liga le va mal?

No queremos victimizarnos, tampoco queremos que el Presidente se victimice: tuvo 10 meses para preparar la transición. Él sabe de los activos y pasivos del equipo. Los pasivos en los bancos son de USD 3 millones que tienen la firma de mi padre y la mía. Eso hay que reemplazarlo. No nos vamos a quedar con esas deudas porque son deudas a favor del equipo.

¿Qué pasaría si no aceptan esas deudas?

No hay problema, vamos a liquidar activos y pasivos y dentro de los activos, pues lamentablemente diríamos: a ver, Franklin Guerra, te quieren de México: vamos. Jhojan Julio, igual, Juan Luis Anangonó.

¿El equipo pagaría los platos rotos?

Lamentablemente, pero no queremos eso.

¿Qué proponen?

Que el mandato de la Comisión se mantenga en los mismos términos. Necesitamos cuatro años o más para trabajar en un cambio administrativo: el equipo debe permitir que entren socios cotizantes, con voz y voto. Hay muchos hinchas de Liga que no quieren ir al Country, pero sí apoyar al equipo de fútbol. Lo otro es formar un cuadro de nuevos dirigentes que puedan hacerse cargo del equipo, que aporten nuevas ideas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (22)
No (10)