Cada uno está en su ‘trip’
Comunidades indígenas marcharon en Puyo para apoyar …
Volquetas y autos amarillos complicaron el tránsito en Quito
Cuenca: 10 días con falta de gas de uso doméstico
Localizan al menos 40 migrantes fallecidos dentro de…
Se reinstalará nueva mesa de diálogo; Gobierno no ac…
Calma en la Universidad Central en el día 15 de movi…
¿Cuál es la importancia de la vía Calacalí?

En el estadio Atahualpa hasta los policías pintaron la cara a los hinchas

Uniformados de la Policía Nacional pintaron  la cara a los aficionados en los exteriores del Atahualpa: Foto: Álex Puruncajas / EL COMERCIO

Uniformados de la Policía Nacional pintaron la cara a los aficionados en los exteriores del Atahualpa: Foto: Álex Puruncajas / EL COMERCIO

Alicia Cordero, hincha manabita, acudió al estadio Atahualpa para alentar a la Selección. Foto: Álex Puruncajas / EL COMERCIO

Alicia Cordero llegó de Manabí para alentar a la Selección. Usando la camiseta de Barcelona SC, aprovechó la coyuntura y el ambiente de fiesta que hay en los exteriores del estadio para pintarse el cachete con el tradicional amarillo, azul y rojo.

Cordero consiguió su entrada el lunes. Su rostro aparecerá en televisión, ya que varios canales se animaron a hacerle vídeos y entrevistas.

Al igual que Cordero, otros aficionados hicieron los mismo, pero la única diferencia era que una policía era la artista.

La Policía Nacional aprovechó el ambiente para unirse a la euforia de la Tri. Uniformados hacían vídeos con niños junto al monigote llamado Paquito.

Uniformados de la Policía Nacional pintaron la cara a los aficionados en los exteriores del Atahualpa: Foto: Álex Puruncajas / EL COMERCIO

La campaña Educando para salvar vidas ha tenido bastante acogida. Tanto, que un grupo de hinchas hicieron fila para poderse pintar la cara.

A un costado del estadio, un grupo de zanqueros y aristas animaban a los transeúntes. Su propósito era atraer clientes y entregar folletos. Ellos también animaron a los hinchas que están en la avenida 6 de diciembre y Naciones Unidas.

Suplementos digitales