20 de febrero de 2020 00:00

Emelec cambió su plantilla en 3 años para seguir de protagonista

Bryan Carabalí (centro) fue la primera incorporación de Emelec, solicitada por Ismael Rescalvo. El jugador se entrenó el lunes, en Los Samanes. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Bryan Carabalí (centro) fue la primera incorporación de Emelec, solicitada por Ismael Rescalvo. El jugador se entrenó el lunes, en Los Samanes. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Ronald Ladines. Redactor (D)
ronald.ladines@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Cuando Ismael Rescalvo se sumó a Emelec, en junio del año pasado, conversó con el presidente Nassib Neme sobre un plan de ‘scouting’, para complementar el proyecto de renovación de la plantilla, que empezó tras su último campeonato nacional, en el 2017.

La propuesta fue aceptada de inmediato, Rescalvo conformó un grupo de nueve personas, que empezaron a observar a jugadores del campeonato local y de ligas del extranjero, para así tener una base de datos con posibles refuerzos.

Como resultado, los eléctricos contrataron a Sebastián Rodríguez y Facundo Barceló, que tuvieron actuaciones destacadas en la liga mexicana, pese a que sus clubes se ubicaron en la mitad de la tabla.

El trabajo se complementó con la evaluación a jugadores de la cantera y del equipo filial, Rocafuerte. Para este 2020, tres jugadores de las categorías inferiores viajaron a la pretemporada en España y actualmente forman parte de la plantilla principal.

“Es el equipo, en los papeles, más fuerte de los últimos 10 años, en mi opinión”, declaró semanas atrás el presidente del club, Nassib Neme. Hizo referencia a los refuerzos en puestos claves, como la media cancha y la delantera.

La intención de la directiva es continuar con el proceso de recambio de la plantilla, que tras conseguir cuatro campeonatos nacionales se imponía como una de las de mayor promedio de edad hasta inicios del 2018, con 28,3 años.

En las últimas tres temporadas, Emelec contrató a 27 deportistas y solo dos de ellos superaron los 30 años de edad en el momento de firmar su contrato. La directiva prefirió el fichaje de deportistas jóvenes y redujo el promedio a 25,6.

Bryan Carabalí (centro) fue la primera incorporación de Emelec, solicitada por Ismael Rescalvo. El jugador se entrenó el lunes, en Los Samanes. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

El proceso de recambio le costó al club resignar el campeonato nacional del 2018, tras perder la final ante Liga de Quito, y un fracaso deportivo en el 2019, cuando rompieron con una racha de 10 años seguidos de clasificarse a la Copa Libertadores.

Ismael Rescalvo reconoce que tuvo poco tiempo para planificar su propuesta porque se vinculó a mitad de la temporada y tenía la urgencia de mejorar la campaña que llevaba el equipo, hasta entonces.

“Mirar a las formativas era uno de los propósitos cuando nos incorporamos, pero era complejo, porque estábamos a mitad de año. Ahora, que el presidente Neme diga que esta es una de las mejores plantillas de los últimos 10 años, más que una presión es un estímulo”, agregó el DT.

Pese al impacto económico que significó no clasificar a la Libertadores, la directiva mantuvo un presupuesto de USD 16 millones, para costear los gastos de la plantilla, viajes y temas administrativos.

Según contó Neme, el club mantiene una “salud económica” que le permite mantener a un equipo competitivo. Las principales fuentes de ingreso son los derechos de televisión de la LigaPro, premios de la Copa Sudamericana y los acuerdos con auspiciantes.

Eduardo Smith, exvolante eléctrico, opina que la plantilla actual podría dar buenos resultados a nivel internacional, por la experiencia de sus refuerzos. Destacó la presencia de José Francisco Cevallos en el club, tras su paso por el fútbol europeo.

“Internacionalmente hay una deuda, pero se conformó un buen plantel. Habrá que esperar para ver el mejor desem­peño, hasta ahora va muy bien”, dijo el exdeportista.

Emelec presentó una buena imagen en la Sudamericana, donde goleó 3-0 a Blooming en la ida, en Bolivia; hoy a las 17:15 es la revancha. Sin embargo, no tuvo el mismo rendimiento en el debut de la LigaPro, cuando empató 2-2 ante el recién ascendido Orense.

Ricardo Armendáriz, exentrenador del club, destaca los fichajes de la temporada, sin embargo, reconoce que el equipo debe cumplir con un periodo de adaptación, para combinar las individualidades con las jugadas colectivas.
“Venía bien, ese empate en Machala es el que genera dudas. Se debe trabajar en la parte colectiva, porque hay mucho talento”, dijo ‘El Bocha’, que evita hablar del futuro eléctrico en el torneo internacional. Él prefiere verlo paso a paso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)