19 de mayo de 2019 00:00

El Nacional sigue en crisis y con déficit de USD 3,8 millones

Los jugadores de El Nacional permanecen en la mitad de la cancha, después de un partido que jugaron en el estadio Olímpico Atahualpa. Foto: API para EL COMERCIO

Los jugadores de El Nacional permanecen en la mitad de la cancha, después de un partido que jugaron en el estadio Olímpico Atahualpa. Foto: API para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 7
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Álex Puruncajas
Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Luis Lara, presidente interino de El Nacional, presentó la renuncia del Directorio solo un par de horas antes de que el equipo jugara ante Independiente, la noche del viernes 17 de mayo del 2019.

Su anuncio, en medio de la Asamblea General Extraordinaria, generó reclamos y gritos de los socios que acudieron a la cita, para conocer sobre el proceso de elecciones para escoger a la futura directiva. “Por culpa de la crisis han desaparecido escuelas del club”, gritaron desde el fondo del auditorio del Colegio Militar Eloy Alfaro. “¡Cumplan con el orden del día!”, expresaron otros.

Los cuestionamientos se escucharon durante toda la Asamblea, en una evidencia de la crisis dirigencial y económica que arrastra El Nacional en los últimos ocho años. El club, desde la administración de Hugo Villacís, elevó salarios de jugadores como Marwin Pita, quien llegó a ganar más de USD 40 000 mensuales. El aumento de salarios, ya sin el aporte obligatorio de los militares para el club –derogado en el 2008– llevó a El Nacional a acumular un saldo en rojo.

El déficit actual bordea los USD 3,8 millones, ratificó Luis Rojas, gerente financiero del plantel de los puros criollos, que no ganan un título ecuatoriano desde el 2006.

Los apuros volvieron a aparecer en los dos primeros meses de este año. A los jugadores les deben los salarios de abril. También existen atrasos con los integrantes del personal administrativo, quienes aún no cobran los sueldos de marzo y abril, al igual que los entrenadores de las divisiones formativas.

Las deudas por estos rubros ascienden a USD 400 000, según Rojas. El gerente asegura que los ingresos publicitarios y por derechos de televisión no alcanzan para cubrir los apuros económicos. Por ello, el equipo realizó un sobregiro ante el Banco General Rumiñahui, para obtener USD
100 000 para cubrir los pagos.

En la anterior Asamblea, la socia Lucía Vallecilla se comprometió a destinar un préstamo para solventar los pagos. Sin embargo, en la Asamblea se informó que solo destinó USD 55 000. Ella replicó que fue quien gestionó la entrega del sobregiro de USD 100 000.

En medio de los cuestionamientos, la Asamblea resolvió no aceptar la renuncia de Lara y sus acompañantes en el Directorio y cumplió los puntos del orden del día. Ahí, se eligieron 10 miembros para la Comisión Electoral, que será la encargada de llamar a elecciones.

Lara asumió interinamente la administración del club el mes pasado, luego de la renuncia de Tito Manjarrez, quien dejó al club con el déficit. Él aseguró, sin embargo, que logró reducir a la mitad la deuda que acumulaba el plantel.

Para Rojas, uno de los principales problemas para financiar el presupuesto –que supera los USD 3 millones– es la reducción del dinero por los derechos de televisión que impuso este año la Liga Pro al equipo. “En cuatro oportunidades me cambiaron la asignación. Nos quitaron un porcentaje del 75% de los derechos (en relación con el año pasado)”.

La LigaPro impuso esta sanción económica a los criollos por haber terminado undécimo y en la zona de descenso a la Serie B en el torneo del 2018.

En medio de los conflictos, los jugadores están en la incertidumbre. Luis Arce, mediocampista del cuadro militar, explica que los capitanes Manuel Balda y Johan Padilla han pedido calma al grupo. El entrenador Marcelo Zuleta también les ha solicitado que se enfoquen en los partidos. Sin embargo, los jugadores no se han concentrado en dos ocasiones en lo que va del año ante la falta de pagos.

La LigaPro resolvió que retendrá montos de los derechos de televisión a clubes que se atrasen en el pago a sus futbolistas. Esta medida no se ha aplicado a los criollos.

Miguel Ángel Loor
, presidente de la LigaPro, indicó que se realizarán inspecciones en los equipos. “Una vez que determinemos ciertas cosas, aplicaremos el reglamento que ordena retener los valores”.

¿Quién se hará cargo del club? La Comisión Electoral tiene previsto reunirse el lunes para definir las fechas de las elecciones. Vallecilla recalcó que continuará con su candidatura, mientras que Liliana Yunda, hermana del alcalde Quito Jorge Yunda, declinó postularse a los comicios tras la resolución de la Asamblea del viernes. Había anticipado que se podría inyectar USD 1 millón al club.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)