2 de July de 2012 01:09

‘La diferencia está en el hambre de gloria’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El ex presidente del Dep. Cuenca, Galo Cárdenas, destaca que los equipos ‘chicos’ sacan provecho de que sus futbolistas sueñan con triunfar

Independiente del Valle y Liga de Loja cumplen su tercera temporada en la Serie A. Sin embargo, son protagonistas ante clubes de trayectoria y con títulos nacionales. ¿Cuál es su lectura?

El análisis es similar a lo que sucede en las Eliminatorias Sudamericanas, donde Venezuela, Chile, Paraguay e incluso Ecuador ya no son las selecciones débiles frente a Brasil, Argentina y Uruguay. Las diferencias se han acortado notablemente, salvo algún resultado inesperado. Lo mismo ocurre en el campeonato nacional de fútbol con Independiente del Valle, Liga de Loja, Deportivo Cuenca, entre otros clubes, que juegan sin temores ante Barcelona, Liga de Quito, Emelec…

¿Qué factores priman?

Hay varios. La preocupación que tienen los dirigentes por las divisiones formativas, por su promoción, el no endeudarse demasiado, la contratación de técnicos que apuestan por la juventud y la incorporación de extranjeros con hambre de gloria. En Loja, por ejemplo, está un gran técnico como Paúl Vélez, quien en el 2008 clasificó a Copa Libertadores y en el 2009 fue vicecampeón nacional con el Cuenca.

¿Las diferencias están en los presupuestos e hinchadas?

Así es. Nadie puede negar el poderío económico de algunos clubes. Tampoco podemos desconocer lo que representa la hinchada de Barcelona, Liga de Quito, Emelec. Los equipos chicos están sumando adeptos con sus buenas campañas y tratando de cambiar la historia. Olmedo lo demostró en el 2000 siendo campeón, igual Deportivo Cuenca en el 2004. En la actualidad, Independiente y Liga de Loja ya no son sorpresa sino una realidad.

Los jóvenes futbolistas apuestan por ir a equipos con bajos presupuestos porque tienen más oportunidades de jugar y brillar. ¿Es un aprovechamiento mutuo?

Sí. El dirigente debe firmar contratos con esos jugadores por dos o tres años para sacar provecho. De lo contrario, juegan un año, sobresalen y al tener mejores propuestas se van. Pero, lo más aconsejable es apostar por la cantera y así, tras promoverlo al equipo de primera, tiene la posibilidad de vender su pase a otro conjunto y sanear en parte su economía, como ha ocurrido en los últimos tres años con Dep. Cuenca.

El actual presidente del ‘Expreso Austral, Julio León, decía que en algún momento todos los clubes del país se fijarán en sus canteras. ¿Piensa que eso suceda?

Por supuesto, tarde o temprano tendrán que hacerlo. Es el mejor patrimonio que puede tener un club. En los últimos años los fracasos han sido porque se contrataron jugadores estrellas que piensan únicamente en el dinero. Eso dista de la filosofía que tienen los futbolistas que salen de las formativas, quienes sienten amor por la camiseta, sueñan con triunfar, con mejorar su economía y la de su familia. Están conscientes que deben ser verdaderos profesionales. Son detalles que los que equipos chicos enseñan a los grandes.

Liga de Quito asume su fracaso en la primera etapa. ¿Cuál es su percepción de lo que sucede con los clubes con trayectoria?

Por seguir en la palestra se contratan a jugadores que están en el ocaso de su carrera. Volvió Damián Manso, que cuesta muchísimo dinero, pero que ya no tienen el hambre de gloria. Es importante que vengan futbolistas que quieran triunfar y no solo a ganar dinero. Lo bueno de la dirigencia de Liga de Quito es que enmienda sus errores.

Esa ‘hambre de gloria’ que usted insiste es la que marca la diferencia en los equipos ‘chicos’

Creo que sí. En el 2008, Deportivo Cuenca tenía a Holger Matamosos y Édison Preciado, quienes nos demostraron hambre de gloria en la liguilla final. Ellos nunca llegaron a negociar valores grandes, se sintieron halagados cuando les subimos el sueldo. Ambos llegaron a Cuenca, desde Machala, sin tener ni siquiera en dónde dormir y esa necesidad le obligó a destacarse.

¿Qué tanta ingerencia tienen los técnicos en los clubes que sobresalen actualmente?

En Independiente y Liga de Loja están Carlos Sevilla y Paúl Vélez, técnicos ecuatorianos exitosos. Su presencia es clave porque armaron planteles competitivos, con buenos refuerzos nacionales y extranjeros. Igual ocurre en Deportivo Cuenca, con el DT argentino Luis Soler, aunque el equipo se desinfló en las últimas fechas.

Por lo visto en la primera etapa, ¿el panorama futbolístico actual seguirá en el segundo semestre?

De seguro que esa tendencia continuará. Ojalá Independiente o Liga de Loja clasifiquen a la Copa Libertadores, eso les permitirá escribir su propia historia y de paso mejorar sus ingresos económicos como club.

¿Cómo le proyecta la segunda etapa del campeonato nacional?

Va a ser interesante, porque los equipos habrán corregido sus errores y buscarán su protagonismo. La primera etapa sirvió para ver lo que se hizo bien o mal, si faltó un arquero o delantero. La segunda etapa siempre es más interesante. Se verá si los dirigentes y técnicos leyeron bien la primera etapa.

En la actualidad, las selecciones nacionales juveniles se nutren de jugadores de los equipos ‘chicos’. ¿Es un buen parámetro?

Por supuesto. Allí hay que felicitar a la Ecuafútbol que obligó la inclusión de jugadores Sub 18 y Sub 20 por 45 minutos, eso permitió que los futbolistas de la cantera demostraran sus condiciones. Además hay un torneo paralelo donde los técnicos pueden mirar a los talentos y promocionarlos.

HOJA DE VIDA

Galo Cárdenas Rodas. Nació en Cuenca el 5 de agosto de 1973. Está casado con Vanesa Crespo y tienen dos hijas: Joaquina y Luciana.

Su trayectoria. Ingresó al D. Cuenca como síndico, en el 2008 fue vicepresidente y ese mismo año asumió la presidencia del club hasta el fin de esa temporada.

Su profesión. Es abogado. Tiene dos masterados: en Derecho Laboral y Administración de Empresas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)