10 de enero de 2019 00:00

Deportivo Quito solo podrá utilizar tres jugadores mayores de 30 años en cancha

Deportivo Quito participará en amistosos de presentación de equipos de la A y la B. Los jugadores se entrenan desde el 9 de enero del 2019 en el complejo de Carcelén. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Deportivo Quito participará en amistosos de presentación de equipos de la A y la B. Los jugadores se entrenan desde el 9 de enero del 2019 en el complejo de Carcelén. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 7
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 10
Redacción Deportes (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Fue un rumor propagado a velocidad que se estaba instalando como verdad: que el fútbol amateur no aceptaba en su seno a futbolistas que hayan sido federados en clubes profesionales de las Series A y B.

Preocupados por esta aseveración, en la última semana de diciembre, Celso Vásconez, síndico del Deportivo Quito, se reunió con Nelson Cruz, presidente de la Asociación de Fútbol Amateur, organismo al que ahora pertenece el club tras ser relegado por orden de la FIFA a la Segunda Categoría.

En la cita, el dirigente amateur absolvió la duda institucional. “Un jugador que ha sido profesional sí puede actuar en el amateurismo. La condición que tiene que darse es que pase un mes entre su competencia profesional y su incursión en el fútbol amateur para ser habilitado”, señaló Cruz.

El cuadro azulgrana recibe desde el 2015 sistemáticas sanciones de parte del organismo rector del fútbol. Como si estuviese en un tobogán, el Quito pasó de la Serie A, a la B, Segunda y ahora el fútbol amateur por deudas con exjugadores y cuerpos técnicos.

La FIFA le ha sancionado, reiteradamente, con la quita de puntos y en noviembre pasado ordenó a la Ecuafútbol que separe al equipo del balompié profesional, por una deuda de USD 40 000 que mantenía con el argentino Martín Andrizzi.

El presidente del club, Juan Manuel Aguirre, confirmó que el equipo participará en el torneo y que no piensan en una refundación ni en asociarse con otros clubes para convertirse en un equipo filial. La intención de la dirigencia es tener un año de tregua para conseguir acuerdos con sus acreedores y volver la próxima temporada a la Segunda División.


El mundo del amateurismo entraña cambios fuertes. El abogado Vásconez fue informado de las nuevas exigencias: el equipo debe reformar sus estatutos, sobre todo en la denominación: pasa de ser un centro de alto rendimiento a un club deportivo formativo especializado.

Para ingresar en la Asociación Provincial se deberá pagar USD 600 como inscripción. Estar bajo el cobijo del amateurismo le impedirá al equipo ser sancionado con puntos por las deudas, reconoció el dirigente Aguirre. Sin embargo, sostuvo que el equipo seguirá negociando con los acreedores.
Los dirigentes azulgranas reconocen como monto total de deuda USD 9 millones, 7 en FIFA y los otros 2 en la Ecuafútbol y la Agremiación de Futbolistas (ver cuadro). Aguirre menciona estas obligaciones como “deudas legítimas”.

Los cambios siguen. Si bien en el fútbol amateur se pueden usar jugadores que actuaron en el profesionalismo hay una restricción de edad: solo pueden alinearse a tres jugadores mayores de 30 años.

El Quito tuvo el año pasado en Segunda al menos a cinco futbolistas que superaban esa edad: Luis Saritama, Juan Guerrón, Álex Colón, Ronnal Campos y Walter Iza. “Los vamos a invitar a participar en el torneo, pero dependerá si ellos tienen propuestas de otros equipos”, señaló Aguirre.

Más categórico fue el entrenador Renato Salas, quien sí se quedará en el equipo. Él dijo que los experimentados no seguirán y que basará su proyecto con futbolistas jóvenes. “Lo que me motivó a quedarme es que hay una planificación a largo plazo. Hay muchachos que tenemos trabajando y la mayoría de ellos tendrán oportunidades. Queremos que el Quito sea una verdadera academia de jugadores”.

El torneo amateur se iniciará, tentativamente, en marzo. El Quito rivalizará con 11 equipos que serán locales en estadios de ligas barriales. La ‘AKD’ intentará alternar la localía entre el estadio Atahualpa y el complejo de Carcelén.

Los mejores equipos de cada cantón (Quito tiene cuatro representantes) participarán en la Copa Pichincha. Este torneo otorga al campeón el premio de subir a Segunda, categoría de la que bajó el Quito.

Juan Manuel Aguirre (der.) festejó con euforia que Deportivo Quito pasó a la siguiente fase de la Copa Ecuador
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (2)