10 de octubre de 2019 00:00

Un Cuenca goleador afronta la Libertadores femenina

La delantera ítalo-ecuatoriana Giannina Lattanzio y la volante esmeraldeña Éricka Gracia (primer plano), en una de las prácticas en Cuenca.

La delantera ítalo-ecuatoriana Giannina Lattanzio y la volante esmeraldeña Éricka Gracia (primer plano), en una de las prácticas en Cuenca. Foto: Xavier Caivinagua / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 7
Manuel Quizhpe
Redactor (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Wendy Villón ingresó ayer de prisa a la sala de preembarque del aeropuerto Mariscal La Mar, de la capital azuaya, que estuvo repleta de público. La entrenadora guayaquileña del Deportivo Cuenca se quedó al último para constatar que ninguna de sus dirigidas faltara.

Conversó con reporteros que acudieron al lugar antes del viaje a Quito y aseguró que el reto es llegar lo más lejos posible en la Copa Libertadores Femenina. El torneo arrancará mañana y las campeonas de la Superliga de Ecuador se estrenarán ante sus similares venezolanas de Estudiantes de Caracas. Se prevé que el cotejo se desarrolle en el estadio Rodrigo Paz, desde las 17:00.

Según Villón, nadie está al margen de la crítica situación que vive el país y por eso hay preocupación e incertidumbre por lo que pueda ocurrir en Quito. Sin embargo, “los organizadores nos han ofrecido garantías para la seguridad de la delegación y confiamos que todo se realice con calma”.

El equipo cuencano no se entrenó la tarde del martes pasado en la cancha de Patamarca, como estaba previsto, debido al mal estado de la cancha. Se encontraba anegada por las constantes lluvias que se registran en la capital azuaya.

Del grupo de 18 futbolistas inscritas, la goleadora Madelin Riera y la ítalo-ecuatoriana Giannina Lattanzio se refirieron a los objetivos del plantel en la Copa Libertadores. Ellas son las más experimentadas en competencias de este tipo e incluso han representado al país como seleccionadas.

Riera, quien en 26 cotejos de la Superliga Femenina marcó 44 goles, sostuvo que la meta del ‘Expreso Austral’ es hacer historia en la Libertadores. Con ese objetivo, agregó la capitana, se ha entrenado a doble jornada sorteando el clima y el cierre de vías.

La futbolista guayaquileña de 30 años aseguró que “nuestro nuevo sueño es ser finalista de la Libertadores, con la bendición de Dios. Ojalá nos vaya bien”. Insistió en que todas están enfocadas en el certamen internacional, pero “también nos afecta la situación difícil que atraviesa el país”.

Lattanzio, por su parte, contó que entre sus compañeras pensaron que se iba a suspender la Copa Libertadores, porque ya se suspendió la LigaPro masculina. “Los organizadores nos ofrecieron dar mayor seguridad y ahora nos toca hacer nuestro trabajo, dejando atrás cualquier miedo”.

Sobre los rivales del grupo B: Estudiantes de Caracas, Mundo Futuro de Bolivia y Ferroviaria de Brasil, la delantera aseguró que todos son complicados. Sin embargo, se siente tranquila porque forman un equipo compacto y unido.

El primer objetivo, según Lattanzio, es clasificar a la siguiente fase del torneo. “Queremos ganar los tres primeros partidos para luego enfocarnos en nuestro siguiente desafío”. La experiencia de la mayoría de las integrantes es lo que ilusiona al plantel de Villón.

Nataly Villavicencio, quien preside la delegación morlaca, está convencida que Deportivo Cuenca será un digno representante de Ecuador. Ella reiteró que la Federación Ecuatoriana de Fútbol y la Conmebol “nos han garantizado que vamos a tener resguardo policial en todo momento”. Por las manifestaciones y el cierre de vías, llegaron a un hotel más cercano al aeropuerto de Tababela.

A Villavicencio, como dirigente, le dijeron que era un cambio provisional. “Nos sorprendió que no hayan suspendido el torneo, nos están poniendo en riesgo, pero las futbolistas saldrán a luchar en la cancha”. La delegación azuaya llegó ayer sin novedades al Hotel Holiday Inn, según Vicente Brito, médico del plantel.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (2)