18 de marzo de 2020 10:32

Pablo Repetto: 'En esta cuarentena me he podido relajar más que en mis vacaciones'

Pablo Repetto  recoge un balón en el partido con Católica, el 23 de noviembre del 2019. Foto: Patricio Terán  /  EL COMERCIO

Pablo Repetto, DT de Liga de Quito. Foto: Patricio Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 0
Indiferente 22
Sorprendido 0
Contento 1


Redacción Deportes (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El confinamiento obligatorio por prevención del coronavirus afectó los planes del DT Pablo Repetto. El estratega uruguayo de Liga de Quito, que en su tiempo libre aprovechaba para ver fútbol y analizar rivales, ahora pasa más tiempo en familia. Empezó a tener actividades que las realizaba de forma esporádica en su casa. Ahora pasa más tiempo con sus tres hijos y está pendiente de que realicen las tareas que les mandaron en la escuela.

"En esta cuarentena no he tocado nada de fútbol, me he podido relajar, he descansado, me he dedicado a estar con mis hijos, porque cuando se acaba la temporada es cuando más se trabaja, las vacaciones no son tal”, confesó el técnico de los albos en Radio La Red.

Repetto cambió de ‘oficina’. De dar indicaciones futbolísticas a sus pupilos, ahora se transformó en un jugador de campo más. En el jardín de su casa arma partidos con sus tres hijos. Su esposa se une al juego y de vez en cuando hace de árbitro. Paraliza el fútbol para dar ordenes como lavarse las manos e ir a comer.

“No he encontrado una rutina de actividades. En el momento se me van ocurriendo cosas. Por ahora estoy haciendo las tareas del colegio con mis hijos. A mi esposa le ayudo con uno. En el día tenemos actividades lúdicas. Juegos de mesa, de cartas. Tengo un jardín para patear una pelota. Nos ponemos ha hacer partidos de fútbol y correr un poco. Lo vamos sobrellevando”, dijo el técnico charrúa.

Asimilar lo que sucedía en el país no fue fácil. La delegación de Liga de Quito viajó a Brasil, para jugar contra Sao Paulo por la Libertadores, con todas las prevenciones. Desde ese momento hubo la sensación de que nada era normal en el ambiente. A su regreso al país, volvieron a viajar, pero esta vez a Machala.

Esa sensación de que algo pasaba terminó de confirmarse cuando la LigaPro decidió que el equipo no saltara a la cancha para enfrentar al Orense. la LigaPro se suspendió hasta nueva orden como medida de prevención del virus que está afectando al mundo entero.

“La preocupación empezó cuando volvimos de Brasil. En el vuelo que vinimos se tomaron todas las prevenciones. Salimos con todos los insumos (gel antiséptico y alcohol). Teníamos un vuelo charter a Machala e íbamos a estar juntos. Cuando se suspendió el partido, lo que más nos afectó fue la parte psicológica. Parecía que en tres horas todo cambió. Llegamos Machala y no había nadie en las calles. Igual que en Quito tampoco hubo gente”, dijo el técnico.

Él y su cuerpo técnico envió trabajo a sus jugadores. La mayoría ya han empezado a ejercitarse por su cuenta, mientras pasan las horas encerrados sin tanta actividad física.

“Esto nos va a afectar a todos. No es lo mismo entrenarse en la cancha que hacerlo en casa. A eso se suma que están sin poder salir. Eso influye, porque el jugador sale de su casa a comprar o a pasear y ahí ya tienen actividad”, dijo el técnico.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (2)