24 de agosto de 2019 00:00

La Vuelta a España se inicia con 176 ciclistas

Los ciclistas del equipo Movistar durante la gala de presentación de los equipos participantes en la Vuelta Ciclista a España, que saldrá el 24 de agosto del 2019 de las salinas de Torrevieja. Foto: EFE

Los ciclistas del equipo Movistar durante la gala de presentación de los equipos participantes en la Vuelta Ciclista a España, que saldrá el 24 de agosto del 2019 de las salinas de Torrevieja. Foto: EFE

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Sin grandes nombres, la batalla por el ‘maillot’ rojo se anuncia incierta en la Vuelta a España 2019, que comienza hoy en Torrevieja, en el sudeste.
Los equipos Jumbo-Visma, con Primoz Roglic y Steven Kruijswijk, Movistar (con el colombiano Nairo Quintana) y Astana (‘Supermán’ López y Fuglsang) parten como los mayores favoritos.

En su 74ª edición, la Vuelta no ha conseguido atraer a los grandes nombres que se dieron cita en las temporadas anteriores. No están Simon Yates, vigente campeón; Chris Froome, su predecesor, que sufrió un violento accidente el pasado junio, ni el ecuatoriano Richard Carapaz, ganador del Giro de Italia este año y baja de última hora por una caída.

La menos prestigiosa y más descontrolada de las tres Grandes Vueltas, que llegará el próximo 15 de septiembre a Madrid, presenta una lista de candidatos menos larga de lo normal, con el esloveno Roglic como principal aspirante por sus habilidades en contrarreloj.

La Vuelta comienza precisamente con una ‘crono’ por equipos de 13,4 km en las salinas de Torrevieja, en la provincia de Alicante. En esta disciplina, el equipo holandés Jumbo-Visma voló en el pasado Tour de Francia en julio y parece en condiciones de vestir el primer ‘maillot’ rojo.

“Pienso que Roglic es el más favorito, arrancarán como lideres prácticamente con la crono por equipos”, opinó Quintana, vencedor de la prueba en 2016.

Como es habitual, los organizadores han preparado llegadas accidentadas (8 finales en alto), con pendientes escarpadas y etapas trampa.

La alta montaña promete espectáculo, con la ascensión final inédita al Observatorio Astrofísico de Javalambre, en la quinta etapa, los terribles porcentajes del Alto Mas de la Costa (séptima etapa) o una jornada corta y nerviosa en Andorra con cuatro kilómetros del recorrido sin asfaltar justo antes de la subida final a Cortals d’Encamp (novena) .

El pelotón se adentrará en Francia para una jornada de descanso en Pau y una contrarreloj individual de 36,2 kilómetros bastante montañosa.
Lo más llamativo de esta edición será la cantidad de nacionalidades que estarán presentes en Torrevieja, entre los 176 ciclistas participantes.

En este políglota pelotón, en el que históricamente siempre se han entendido sus diferentes componentes en una mezcla errática de idiomas para chapurrear unos y otros, justo la mitad se encuadran en solo cinco países y el resto lo hacen en los otros veinticinco.

España cuenta con 36 representantes encuadrados en hasta nueve formaciones de las veintidós que tomarán la salida, aunque ninguna de ellas estará compuesta en exclusiva por ciclistas nacionales. De hecho no habrá equipo alguno con una única nacionalidad en carrera, tan solo el vasco Euskadi-Murias con siete ciclistas nacionales y un francés, el AG2R La Mondiale, con siete franceses y un suizo. Son los dos conjuntos más monocromáticos en cuanto a nacionalidades.

A los ciclistas españoles les siguen en número los franceses, con diecisiete, y los italianos con trece, que junto con Colombia y Bélgica, con once representantes cada uno, son los cinco únicos países que superan la decena de participantes.

En cuanto a los países menos numerosos, hasta ocho de ellos contarán con un único abanderado, como son los casos de Ucrania, Japón, Argentina, República Checa, Suecia, Bielorrusia, Eritrea y Etiopía.

En cuanto a victorias en la general final de la Vuelta a España, los ciclistas hispanos dominan con rotundidad este apartado con un total de 32 triunfos, aunque desde que el ya retirado Alberto Contador ganó en Santiago de Compostela en 2014 ningún otro ha vuelto a repetir.

Sin duda, los británicos son los que más éxitos han acumulado en los últimos años, ya que las tres victorias de sus ciclistas se enmarcan en esta segunda década del siglo XXI, con dos para Chris Froome, la recientemente otorgada por la descalificación de Juanjo Cobo en el 2011 y la del 2017, además de la de Simon Yates el pasado año y que en esta edición no defenderá.

También encabezan la clasificación de victorias de etapa los ciclistas nacionales con un total de 541. El encargado de inaugurar esta clasificación ya en la primera edición en 1935 fue el valenciano Antonio Escuriet que se impuso en la segunda etapa disputada entre Valladolid y Santander.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)