Ecuatorianos laboran bajo 42 tipos de contrato
Evaluación ciudadana, clave en cobro de tasa de segu…
Bancos comunales son un soporte para 6 000 familias …
Calles y Asamblea, las dos vías de las movilizaciones
Los vacunados con Sinovac afrontan más limitaciones …
En plena audiencia, un niño le pide al Papa su solideo
Informe acusa a Bolsonaro de agravar la pandemia por…
Trump anuncia lanzamiento de su propia empresa mediá…

Vicecampeón mundial de boxeo Julio Castillo quiere recaudar USD 500 000 para pagar fianza de Carlos Mina

Julio Castillo (izq.), ahora se entrena en Cuenca y tiene como compañero de entrenamientos a Bryan Angulo. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Julio Castillo (izq.), ahora se entrena en Cuenca y tiene como compañero de entrenamientos a Bryan Angulo. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Julio Castillo (izq.), ahora se entrena en Cuenca y tiene como compañero de entrenamientos a Bryan Angulo. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

El vicecampeón mundial de boxeo en la categoría 91 kilos, Julio César Castillo, ofreció en Cuenca una conferencia de prensa este jueves 26 de septiembre del 2019. Allí contó que se radicará en la capital azuaya y anunció una campaña en favor de su compatriota Carlos Mina, quien está detenido en una cárcel de Las Vegas, Estados Unidos.

El pugilista ecuatoriano de 31 años advirtió que la campaña arrancará la próxima semana y se denominará ‘Todos somos Carlos Mina’. La idea es recaudar USD 500 000 que se requieren para pagar la fianza y así el medallista mundial de bronce pueda ser liberado.

Según Castillo, “Carlos Mina fue una de mis inspiraciones para alcanzar el subtítulo mundial porque él inició con esta travesía con su presea mundial de bronce”. Su anhelo es que los 17 millones de ecuatorianos apoyen su iniciativa aportando económicamente, aunque sea con USD 1. La cuenta bancaria para los depósitos se hará conocer en los próximos días.

El vicecampeón de los Juegos Panamericanos en Perú insistió que, Mina en algún momento brindó alegrías al país y el pueblo ecuatoriano debe ser recíproco con él. “Sé que quedando libre va a clasificar a los Juegos Olímpicos y nos dará la alegría de una medalla olímpica”.

Castillo se siente apenado por la situación que atraviesa Mina y considera que es víctima de la injusticia. Está convencido que cuando se lance la campaña, a través de las redes sociales, contará con el apoyo de todos sus compañeros deportistas.

El medallista mundial se radicará definitivamente en la capital azuaya con su esposa Génesis Vallejo y su hijo Julio, de nueve años. Su anhelo es también seguir la carrera de Cultura Física en una de las universidades de la urbe. Su próxima competencia será la Copa del Pacífico, prevista del 15 al 18 de octubre en Samborondón, Ecuador.

Suplementos digitales