Geofísico explica por qué se registran sismos en agosto
En Quito y Guayaquil está prevista la venta de test …
Los nuevos emprendimientos se incuban en las aulas u…
Lula parte como favorito en elecciones brasileñas
Oferta universitaria se adapta a las necesidades de …
Policía solicita se le procese a Bolsonaro por desin…
Las maestrías virtuales se fortalecieron con la pandemia
Las carreras STEM son las profesiones del futuro en Ecuador

Casares y González pasaron a las semifinales del Futuro femenino

notitle

notitle

Alrededor de 45 personas presenciaron los juegos de los cuartos de final del Tenis Futuro, modalidad femenina, que tuvieron a dos ecuatorianas en esta fase.

La primera en jugar fue Marie Elise Casares, favorita para ganar el título. En la cancha 4, Casares enfrentó a María Martins, de Brasil, en un partido que duró una hora con parciales de 6-2 y 6-3.

La ecuatoriana Casares ganó en el sorteo y decidió recibir el saque de la tenista brasileña, quien no estuvo en su día y falló en su servicio. Casares aprovechó esto y quebró el saque de Martins en dos ocasiones, lo que le permitió ganar con comodidad el primer set.

En el segundo, Casares consiguió su primer ‘ace’ y así obtener el ‘game’ . Martins siguió equivocándose en su saque y esto le costó dos ‘games’ ya que la ecuatoriana con un juego preciso rompió nuevamente en dos ocasiones el servicio de la tenista para terminar 6-3 a favor de Casares y con esto lograr el paso a la semifinal.

En la misma cancha, hizo su aparición la ecuatoriana Doménica González que enfrentaba a la estadounidense Katie Ruckert. El partido duró dos horas y lo ganó González por 6-1, 4-6 y 6-2.

Este juego fue intenso por el nivel demostrado por las dos tenistas, a pesar de que González, de 14 años, logró con facilidad vencer en el primer set por 6 a 1.

La ecuatoriana recibió la ayuda de la fisioterapeuta Irma Moreno cuando el juego estaba igualado 3-3. Estos inconvenientes fueron aprovechados por Ruckert, quien se adelantó en el marcador pero no ganó el set.

Antes del inicio del tercer set, González pidió nuevamente el ingreso de la especialista del torneo, para que revisara su espalda. Con muchas ganas y fuerza de voluntad, la ecuatoriana sacó adelante el partido y rompió en dos ocasiones el servicio de Ruckert y así se hizo del set y del partido.