10 de noviembre de 2019 00:00

Carlos Rodríguez, un amante del mate que se siente cómodo en Quito

Carlos Rodríguez posa en el estadio Rodrigo Paz, sede hoy de la primera final de la Copa Ecuador ante Delfín. Foto: Roberto Peñafiel/ EL COMERCIO.

Carlos Rodríguez posa en el estadio Rodrigo Paz, sede hoy de la primera final de la Copa Ecuador ante Delfín. Foto: Roberto Peñafiel/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 12
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Carlos Rodríguez camina con pupos por los pasillos de las cabinas de prensa del estadio Rodrigo Paz. El calzado anaranjado que hace contacto con el piso deslizante de baldosas no le da firmeza necesaria y da la impresión de que en cualquier momento se desplomará.

Pero ‘Paco’ logra superar la prueba y se sienta en una de las butacas blancas de madera del escenario deportivo, en donde  este domingo 10 de noviembre del 2019 Liga juega la primera final de la Copa Ecuador ante Delfín, desde las 16:00.

Son las 11:30 del pasado viernes y el sol castiga en Ponciano. Durante la semana, Pablo Repetto, el técnico de Liga, sacudió a la opinión pública con una intimidad de camerino: a los jugadores no les gusta jugar al mediodía por el intenso sol.

Rodríguez confirma la versión. “Es que el sol del mediodía es muy fuerte. Pero ojo, si nos toca jugar, lo hacemos a cualquier hora, somos profesionales. Sin embargo, cuando jugamos más tarde nos sentimos mejor”.

El zaguero de 29 años, llegó a Liga en enero. Estuvo el segundo semestre del año pasado en el Peñarol de Uruguay y quedó campeón. Deportivo Cali era su destino para esta temporada, pero la ‘U’ se cruzó en el camino. Ahora, agradece haber tomado esa decisión.

“Me siento cómodo en este plantel grande. Empecé el año bien, luego tuve un pequeño bajón, pero volví a mi ritmo. Además, mi familia se siente cómoda en la ciudad. ¡Quito es hermoso! Además, el clima es espectacular”, revela con sentida emoción.

Reside cerca del estadio Atahualpa junto a su esposa Andrea Díaz y su hija Fiorella, de nueve años. Encontró un restaurante de un compatriota en donde le preparan el asado al estilo charrúa y ha logrado abastecerse de 13 kilos de yerba para consumir mate.

El mate parece definir la identidad de los uruguayos. Rodríguez consume la amarga infusión dos y hasta tres veces al día. Puede acompañarlo con galletitas de sal durante la tarde, después de la siesta.

Además de la ciudad, ‘Paco’ está encantado con la gente de Quito. La define como “respetuosa”. “Cuando la gente se acerca a pedir un autógrafo o una foto, siempre lo hace con mucha educación”.

Rodríguez lleva 18 partidos en el torneo local y dos en la Copa Ecuador: ambos en la serie semifinal ante Emelec, una llave dura que Liga tuvo que superar en los penales, luego de perder su ventaja de 2-0 en los últimos minutos. El uruguayo cuenta que antes de cobrar los lanzamientos hubo miradas entre el grupo y una idea compartida por todos: no vamos a dejar escapar esta oportunidad.

¿Cuál es la clave del partido ante los ‘cetáceos’? De acuerdo con el zaguero, la idea es mantener el arco albo en cero y aprovechar las oportunidades que queden para definir.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (3)