13 de diciembre de 2020 13:47

Carlos Gruezo jugó 71 minutos en el empate que cedió el Augsburgo

Carlos Gruezo, jugador ecuatoriano del Augsburgo de Alemania. Foto de la cuenta de Instagram carlosgruezo11

Carlos Gruezo, jugador ecuatoriano del Augsburgo de Alemania. Foto de la cuenta de Instagram carlosgruezo11

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

Un gol en el tiempo añadido de Marco Richter evitó la derrota del Augsburgo y frustró al Schalke (2-2), que tenía en la mano su primer triunfo de la temporada y que sigue como colista de la Bundesliga.

El cuadro de Manuel Baum no sale del pozo. Cuatro empates en 11 encuentros es todo el saldo que ha obtenido en el presente curso. El descenso es una seria amenaza para un club histórico, acostumbrado a pujar por objetivos mayores.

Remontó ante el Augsburgo, que tomó ventaja con un autogol de Suat Serdar tras una falta lateral botada por Daniel Caligiuri a la media hora.
En la segunda parte empató gracias a Benito Raman, que recogió un balón suelto en la línea de tres cuartos, encaró el arco local y con una gran finalización batió al meta polaco Rafal Gikiewicz.

El Augsburgo se quedó con uno menos por expulsión de Florian Niederlechner por doble amarilla y el Schalke lo aprovechó. Seis minutos después, Nassim Boujellab, a pase de Suat Serdar, puso por delante a los visitantes.

Esto motivó al técnico Heiko Herrlich a realizar variante en busca del empate, a pesar de tener un jugador menos. Y entre las salidas se produjo la del ecuatoriano Carlos Gruezo, en el minuto 71.

El Schalke tenía su primer triunfo de la temporada en la mano. Pero en la última jugada del partido, un pase del austríaco de Michael Gregoritsch hacia el área fue cabeceado por Marco Richter, que batió a Ralf Fahrmann y dio el empate al Augsburgo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)