31 de August de 2012 14:08

Roadster complementa la unión BMW - Zagato

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

A inicios de junio, en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este llevado a cabo en Cernobbio, Italia, se presentó el BMW Zagato Coupe, un deportivo de dos puertas y carrocería cerrada que nació de la colaboración entre la marca alemana y el fabricante de carrocerías italiano.

Casi tres meses más tarde, ambas firmas sorprendieron a los asistentes al afamado Concours d’Elegance de Pebble Beach, en California, al develar a la versión descapotable del mismo prototipo, denominada BMW Zagato Roadster.

Se trata de un moderno deportivo biplaza que, a pesar de ser solo un prototipo, según BMW cumple con las homologaciones necesarias para circular legalmente por las vías públicas de cualquier país del mundo.

Si bien está basado en el Coupe, presenta pequeñas diferencias estéticas respecto de ese modelo. Las principales son un frontal de aspecto tridimensional, una mascarilla cromada compuesta por letras z entretejidas, una capota rígida de lona con dos protuberancias para permitir el uso de un casco integral dentro de un circuito, unos enormes aros de 19 pulgadas y cinco radios y las lunas de las luces traseras oscurecidas.

Una mención especial merece la pintura gris brillante que cubre al vehículo, la cual tiene la propiedad de cambiar de tonalidad según el reflejo de la luz, pasando de un plateado claro a un gris oscuro.

El interior marca una transición con el exterior. Una tira de cuero marrón envuelve el habitáculo, extendiéndose desde el panel de instrumentos, el umbral de las puertas y la parte posterior de los asientos, creando la sensación de que se trata de una pieza superpuesta.

Pero el color marrón no acaba ahí, sino que también está presente en las costuras de los asientos, en el volante, en las puertas y la consola central.

Además de marcar distancias con el Zagato Coupe, todos estos detalles contribuyen significativamente a dotarle al Roadster de una identidad propia.

Tomando en cuenta el poco tiempo transcurrido desde la presentación del Coupe, la creación del Roadster supuso un reto para ambos fabricantes en tiempo y esfuerzo, pues su diseño y construcción les tomó apenas seis semanas.

Adrian van Hooydonk, vicepresidente de Diseño de BMW, explicó que ambas firmas se propusieron preparar el auto para la cita estadounidense.

“La experiencia de ambas compañías en la producción de vehículos de alta gama y un gran equipo de trabajo fueron las claves para finalizar el auto a tiempo”, señaló el directivo de BMW.

Por su parte, Andrea Zagato, máximo responsable de la firma carrocera y nieto de su fundador, Ugo Zagato, afirmó que el haber podido desarrollar el auto en el tiempo previsto fue posible debido a los recursos de dos compañías de éxito.

Si bien el fabricante alemán no ha revelado detalles mecánicos del modelo, se conoce que estaría equipado con un propulsor de seis cilindros y 3,0 litros de cilindrada, sobrealimentado y con varias modificaciones orientadas a entregar una potencia de 400 caballos.

Si bien el constructor bávaro reveló que no tiene intenciones de comercializar este vehículo, por lo cual es probable que tanto el Coupe como el Roadster acaben exhibidos en un museo o adquiridos por algún coleccionista, hay quienes sugieren que pudiera adelantar las líneas de la siguiente generación del Z4.

Fuentes: km77.com y 20minutos.es

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)