10 de August de 2012 18:36

China demanda el lujo de los autos europeos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

China produce vehículos baratos e ideales para las exigencias del país, mientras que de Europa y de Estados Unidos reclama el lujo y el glamour de las grandes marcas.

En la reciente Feria del Automóvil de Pekín, la presentación de modelos de muchos fabricantes se centró en prototipos para clientes con altos requerimientos.

Una de las novedades más llamativas fue el Mercedes Concept Style Coupé. “Con él marcamos la pauta para los modelos deportivos en el segmento medio”, dijo el presidente de Daimler, Dieter Zetsche, en la presentación de este sedán dinámico. El Concept Style recuerda mucho al CLS, pero es mucho más pequeño de longitud. La tecnología se importa de la Clase A. En el 2013 se producirá en serie.

Lujo y aspecto deportivo van de la mano también en el e-Bugster que Volkswagen presentó en Pekín como coche de exhibición. En el 2014 será el nuevo Beetle Cabrio.

Otra de las novedades de Pekín fue el Seat Cupra, versión deportiva del Seat Ibiza, con 180 caballos.

Un importante espacio en la feria lo tuvieron los monovolúmenes de todas las clases: Lamborghini presentó el anguloso Urus, con el que la firma italiana quiere ampliar su paleta de modelos en tres o cuatro años. “Será el más deportivo y el más extremo de su clase”, dijo el presidente de la marca, Stephan Winkelmann. Tendrá 600 HP y un precio parecido al del Gallardo.

Ya en el 2013 llegará al mercado el Audi RS Q3. El SUV tiene 360 caballos y un motor turbo de cinco cilindros. La firma oficial de tuning de Mercedes, AMG, llevará el Clase G hasta los 612 caballos. Por primera vez, el clásico todoterreno que nació hace 33 años será un G 65 AMG con un motor V12. El más pequeño G 63 AMG con propulsor de gasolina V8 alcanzará los 544 caballos.

Junto a los deportivos de alto nivel, hubo otros modelos en los que lo importante es un consumo más eficiente. Así, por ejemplo, Audi presentó un A6 con motor híbrido plug-in. A una velocidad máxima de 60 km/h, el vehículo tiene una autonomía con el motor eléctrico de hasta 80 kilómetros antes de que se active el propulsor de gasolina de 211 caballos y dos litros.

BMW presentó por primera vez como Spyder su deportivo híbrido plug-in i8 que, según la marca, muestra el éxito del desarrollo en serie de los híbridos.

En el estand de Citroën debutó el prototipo Numéro 9, indicio de un nuevo modelo bandera de la marca francesa. “El coche no será tan extremo como esta mezcla de casi cinco metros de coupé, combi y berlina, pero es una muestra de que queremos trabajar en un modelo superior al DS5”, dijo el diseñador Carlo Bonzanigo.

La firma hermana Peugeot mostró el diseño Urban Crossover como plataforma del nuevo 208. El pequeño SUV podría suplir a la versión combi de su predecesor 207.

Honda presentó en Pekín una ostentosa berlina parecida al Accord y una camioneta deportiva. Toyota lo apuesta todo a un cupé híbrido y a un auto pequeño más fresco y coqueto que el actual Yaris.

También los fabricantes chinos muestran coches de exhibición extravagantes y copias de otros modelos. Pero aunque en los estands de fabricantes como Chery, Geely o Build Your Dream (BYD) ya hay gente que habla inglés y se pueden leer los textos que acompañan a los vehículos, apenas hay rastro de que estas firmas tengan ambiciones internacionales. A cualquier ejecutivo que se le pregunte, la respuesta será siempre la misma: “En China aún queda mucho por hacer antes de pensar en exportar”.

Fuente: DPA

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)