2 de junio de 2019 00:00

Ecuatorianos pintan de amarillo el Giro

Rocío y Marcelo Cucas, con las banderas de apoyo al ecuatoriano.  Ellos viajaron desde Monza, por tres horas. Foto: EL COMERCIO

Rocío y Marcelo Cucas, con las banderas de apoyo al ecuatoriano. Ellos viajaron desde Monza, por tres horas. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 11
David Paredes.
Enviado a Italia (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Feltre se despidió del Giro de Italia. Ayer 1 de junio del 2019 acogió la penúltima etapa, en medio de la alegría de su gente. Los habitantes de esta población, ubicada en el nororiente del país, salieron a las calles para observar el paso de los ciclistas.

Uno de ellos fue el ecuatoriano Richard Carapaz, quien a esta altura del evento deportivo se ha transformado en la figura estelar. El carchense, de 26 años, porta la ‘maglia’ rosa desde hace siete etapas y es el primer candidato a coronarse campeón de la edición 102 del Giro.

Por eso, el público lo respalda a pesar de que Vincenzo Nibali, el ciclista local, es uno de los escoltas.

Ayer, todos madrugaron para asegurar un puesto cerca de la línea de partida. A las 07:00 (de Italia) ya ­había aficionados con sus banderas y con camisetas rosadas, que se han vuelto populares a causa del famoso Giro italiano.

Incluso hubo gente que lució vestimenta típica para promover el turismo en la zona. En la multitud aparecían las banderas ecuatorianas en lo más alto. Decenas de ecuatorianos fueron llegando a esta zona de Italia para disfrutar de la hazaña que completa la ‘Locomotora del Carchi’ en Italia.

El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz junto a su hijo Richard Santiago, tras la etapa 20 del Giro de Italia corrida ayer. Foto: David Paredes / EL COMERCIO

El ciclista ecuatoriano Richard Carapaz junto a su hijo Richard Santiago, tras la etapa 20 del Giro de Italia corrida ayer. Foto: David Paredes / EL COMERCIO


En línea de llegada, otro grupo de ecuatorianos también apareció. Cuatro compatriotas viajaron en auto desde Monza, donde se realiza uno de los grandes premios de la Fórmula Uno. Llegaron con banderas y mensajes de apoyo.

“Ecuador, mi país. Carapaz, un gran campeón”, se pudo leer en una de las dos banderas que la familia Cucas mostró a todos los medios italianos en Monte Avena, el lugar donde finalizó la etapa de ayer 1 de junio del 2019.

Rocío y Marcelo Cucas son oriundos de la parroquia Julio Andrade, la comunidad donde reside ‘Richie’, en Carchi. Son coterráneos y alientan al ciclista con mucha emoción.

“Somos pocos ecuatoriano apoyando a Carapaz. Venimos desde Monza para brindarle nuestro apoyo y que sienta nuestro cariño”, contó Rocío, quien vestía una camiseta de la Selección de fútbol.

A 100 metros, Angélica Barreno y Diego Salgado mostraban orgullosos la bandera tricolor. Ambos viajaron desde Barcelona, España, para observar al pedalista.

Angélica Barreno y Diego Salgada viajaron desde Barcelona para aplaudir y acompañar al ciclista ecuatoriano. Foto: EL COMERCIO

Angélica Barreno y Diego Salgada viajaron desde Barcelona para aplaudir y acompañar al ciclista ecuatoriano. Foto: EL COMERCIO


Hoy estarán en Verona para la prueba de contrarreloj que se desarrollará sobre 17 kilómetros y que será la última del Giro. No se quieren perder el momento histórico en que el primer ecuatoriano levante el simbólico trofeo del Giro de Italia, si hoy Carapaz mantiene el primer lugar.

Ambos estudian en España y aprovecharon el fin de semana para viajar a Italia y apoyar al tricolor. Al finalizar la carrera, buscaron sacarse una fotografía con él, pero les fue imposible. Richard estaba acompañado por personal de seguridad de la organización y de Movistar Team, equipo al que pertenece.

Se estima que hoy lleguen a Verona decenas de ecuatorianos. Las reservaciones en los hoteles están completas y conseguir una habitación a través de portales alternativos puede costar hasta USD 500. Hay alternativas de alojamiento para todo bolsillo, pero entre más cerca del centro, de donde partirá la última etapa, más caro.

Una de las ecuatorianas que estará en la llegada de la etapa será Liliana Chalá. La exatleta vive en Verona desde hace 20 años. Está feliz por todo lo realizado por Carapaz y “todos los días he mirado la competencia. Quiero ir a saludarlo y felicitarlo”, dijo Chalá, quien representó a Ecuador en los Juegos Olímpicos de 1988 y 1992.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (12)
No (0)