Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…
El Imbabura inspiró a dos ambientalistas a cuidarlo
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
César Córdova, exsecretario del Cpccs, fue designado…
Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …
Conaie pide diálogo con Lasso el 1 de octubre y amen…

Julio Castillo busca en Argentina un cupo para los Olímpicos

Julio Castillo ha participado en los Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016. La meta es la medalla en Tokio 2020. Foto: COE

Julio Castillo ha participado en los Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016. La meta es la medalla en Tokio 2020. Foto: COE

Julio Castillo ha participado en los Olímpicos de Londres 2012 y Río de Janeiro 2016. La meta es la medalla en Tokio 2020. Foto: COE

Julio Castillo quiere propinarle un ‘KO’ a la violencia. Acertar ‘jab’ a la injusticia y dejar fuera de combate al abuso infantil. “Hay tantas situaciones violentas que se ven en la sociedad que a todas hay que desterrarlas”, dice el boxeador de 32 años, actual subcampeón del mundo.

El 2019 lo cerró en la cúspide y con el aplauso de toda América. Fue medallista de plata en los Juegos Panamericanos y el Campeonato Mundial, pero ganó el trofeo como el deportista que rinde tributo a los valores, dentro y fuera del cuadrilátero.

El filósofo chino Confucio decía: la honestidad, el respeto, la responsabilidad y la tolerancia son parte de la personalidad. Y así es Julio Castillo, que ya se entrena en Río Verde, con el resto de la Selección de Boxeo de Ecuador.

Pese a su medalla de plata mundial, aún no logra el cupo a los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Lo debe buscar en el Preolímpico que se realizará en Buenos Aires en marzo próximo. “Los últimos días de diciembre y los primeros de enero estuvieron llenos de distracciones, pero como deportista, comprometidos con el país, solo pensamos en nuestras obligaciones”.

Por eso, el 31 de diciembre del 2019, no esperó a la media noche para recibir el año olímpico. “Por la tarde fui a saludar a mi madre, y con mi esposa y mi hijo nos acostamos temprano. No hubo festejo ni comidas en exceso”.

Si bien empezó el año olímpico, al que los deportistas esperan con ansiedad. “Es un año de muchas presiones. Estamos en la recta final del gran objetivo. Nos entrenamos también en el plano psicológico para que no afecte nuestra preparación”.

La selección, ahora bajo el mando del entrenador cubano Cirilo López, trabaja en Esmeraldas. El primer gran compromiso será el Preolímpico de Argentina, que se disputará a fines de marzo. Ese torneo otorgará tres cupos directos en la categoría 91 kg.

De lograr esa clasificación, vendrá la preparación con concentrados en América y Europa. Se han planificado concentrados en Bulgaria y Rusia, y antes de los Olímpicos, un concentrado en Japón para adaptarse al huso horario.

El camino está trazado para Castillo que espera clasificarse a sus terceros Juegos Olímpicos. Debutó en Londres 2012 y luego fue a Río 2016, en donde avanzó hasta la segunda ronda.

Nació en Coca pero reside en la provincia de Napo, a la que representa. Precisamente uno de sus formadores fue Cirilo López, quien le enseñó los secretos del boxeo. La técnica, “esos valores de respeto y disciplina, que los empecé a cultivar en mi casa y los continué en el deporte”.

Luego pasó a entrenarse con Pedro Pablo Salgado, en la selección del Ecuador. Bajo su dirección, logró la medalla de plata en el Mundial.

Es creyente. Antes de subir al ‘ring’, eleva una oración. “Pido a Dios la protección para mi rival y para mí, para que ninguno de los dos reciba malos golpes”.

Biografía. Julio César Castillo Torres nació el 10 de mayo de 1988, tiene 32 años. Mide 1,85 m.

Trayectoria. Suma 52 combates oficiales desde el 2009, aunque tuvo un retiro de tres años.

Títulos. Múltiple campeón nacional. Medalla de plata en el Mundial y en los Panamericanos.

Suplementos digitales