2 de agosto de 2018 00:00

‘Bolillo’ volvió con un discurso conciliador para la Tricolor

Carlos Villacís le entregó una camiseta de la selección nacional al nuevo entrenador, Hernán Darío Gómez

Carlos Villacís le entregó una camiseta de la selección nacional al nuevo entrenador, Hernán Darío Gómez. Foto: Mario Faustos/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 22
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Ronald Ladines
Redactor (D)
deportes@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Hernán Darío Gómez tiene miedo de volver a dirigir a la selección ecuatoriana. Se confiesa asustado por cumplir con las expectativas que se tienen sobre su trabajo, luego de que durante su primer paso por la Tri (1999-2004) logró la primera clasificación mundialista.

“La vara está muy alta, me da miedo porque pongo en juego mi prestigio y el cariño que me tienen los ecuatorianos”, dijo el entrenador de 62 años durante su presentación, en el auditorio de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Parte de ese temor por volver a la Tricolor se debe a que Ecuador finalizó las últimas eliminatorias con una crisis de resultados y una evidente división entre los futbolistas, cuerpo técnico y dirigentes.

‘Bolillo’ aclaró que ese miedo será su principal motor para levantar a la Tri, que actualmente es la peor selección de Sudamérica, donde es última, según el ‘ranking’ de la FIFA. “Si no sintiera miedo, me relajaría y eso es malo para el trabajo”.

Su discurso estuvo centrado en la unidad en el ambiente de la Tri. Se comprometió a conversar con los jugadores del medio local y extranjero, para conocer de cerca sus posturas y requerimientos.

“Si hay que hablar de plata (por premios), lo haremos al inicio, que todo quede claro y no tengamos que repetirlo después. El jugador de fútbol es difícil y necesita liderazgo”, dijo el DT colombiano.

La FEF invitó a patrocinadores y presidentes de clubes para el evento, quienes aplaudían las intervenciones del ‘Bolillo’, que pasaban de serias a jocosas y por momentos se tornaban irónicas.

Una de las preguntas que le disgustaron fue la de su idoneidad para estar al frente de la Tri, luego de su participación con Panamá en el Mundial de Rusia 2018, en el que perdió todos los juegos y recibió 11 goles.

“No hay técnicos desactualizados, no coman cuentos. Yo no trabajo con lo que me diga una computadora sino con el trabajo en la cancha. Panamá tiene poca historia en el fútbol, no le podíamos ganar a Inglaterra o Bélgica, que llegaron a instancias finales”, contestó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (8)