8 de marzo de 2020 18:26

El futbolista Michael Arroyo se convirtió en un Atleta de Cristo con un bautizo

Michael Arroyo (der.), momentos antes de su bautizo como Atleta de Cristo. Foto: Twitter @HernanPorrasM

Michael Arroyo (der.), momentos antes de su bautizo como Atleta de Cristo. Foto: Twitter @HernanPorrasM

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 0
Indiferente 19
Sorprendido 1
Contento 13
Redacción Deportes

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Michael Arroyo se convirtió en un Atleta de Cristo. En un video que circula en las redes sociales se puede observar al futbolista de Barcelona SC en compañía de su pareja siendo bautizado.


En las imágenes también se puede observar al pastor Lizandro Torres, ex jugador del Deportivo Cuenca, Barcelona y la Selección, como el pastor que bautizó a 'Gambetita'; y a Narciso Mina, con quien compartió camerino con los ‘amarillos’ en el 2012. Ambos son parte del grupo religios de los denominados Atletas de Cristo.

Michael Arroyo apuesta ahora por la renovación espiritual. Su carrera ha transitado entre su explosividad y talento con el esférico, y sus excesos fuera de la cancha. ‘Gambetita’ debutó como profesional con Emelec, en el 2005. Su primer ‘tropiezo' data de septiembre del 2007. Luego de un compromiso frente al Deportivo Cuenca, en el estadio Alejandro Serrano Aguilar, Arroyo fue el designado de los ‘azules’ para el examen de control de doping.

Los resultados del informe de la comisión médica señalaban positivo en el doping por consumo de marihuana. Arroyo fue suspendido dos años por la Comisión Disciplinaria de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

Sin embargo, la sanción inicial fue reducida en un 25% y solo cumplió con seis meses de suspensión. Luego de cumplir la pena, ‘Gambetita’ pasó por otros clubes nacionales como Deportivo Quito y Barcelona SC. En el exterior jugó en San Luis, Atlante, América (México) y Gremio (Brasil). En el 2018 volvió a Ecuador para vestir la camiseta de los ‘toreros'.

En Barcelona tuvo otro revés. Luego de un clásico del astillero, jugado el 14 de octubre del 2018 en el estadio Monumental, Arroyo volvió a dar positivo en los exámenes de control, esta vez por la presencia de hidroclorotiazida, diurético de rango S prohíbida por la Agencia Mundial de Antidopaje (WADA).

La sanción inicial fue de un año, pero luego fue reducida en un 50% y solo cumplió seis meses fuera de las canchas, eso pese a que el artículo 187 de la Comisión Disciplinaria establece una sanción de por vida en caso de el infreactor sea reincidente.

En mayo del 2019 el futbolista guayaquileño cumplió con la pena.

Después de resolver las diferencias con la dirigencia ‘torera’ y superar una tentativa demanda del jugador con el club por USD 8 millones, ‘Gambetita’ volvió a los entrenamientos en marzo de este año. El futbolista fue inscrito por Barcelona para disputar LigaPro a la espera de ser considerado por el DT Fabián Bustos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (8)
No (13)