23 de noviembre de 2018 18:56

Barcelona SC respalda a Michael Arroyo y asegura que se suministró un diurético

El pasado 14 de octubre del 2018, Michael Arroyo salió de la cancha en camilla. Ese día, él salió sorteado para la prueba de dopaje después del Clásico del Astillero. Foto: API

El pasado 14 de octubre del 2018, Michael Arroyo salió de la cancha en camilla. Ese día, él salió sorteado para la prueba de dopaje después del Clásico del Astillero. Foto: API

valore
Descrición
Indignado 12
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Fabián Alarcón
Redacción Bendito Fútbol
(D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Barcelona Sporting Club emitió un comunicado este viernes 23 de noviembre del 2018 para defender a Michael Arroyo y asegurar que el jugador tomó una medicación por una “enfermedad preexistente”. Mientras tanto, el jugador es investigado por la Comisión Disciplinaria de la FEF.

A través de su portal web, el cuadro canario primero destacó que su jugador no consumió ninguna “sustancia o método prohibido para progresar en entrenamiento y mejorar sus resultados deportivos. En otras palabras, un deportista se dopa para mejorar su rendimiento y actuar con una ventaja artificial no deportiva”.

Según el resultado de la muestra que se le realizó luego del clásico del Astillero ante el Club Sport Emelec, el pasado 14 de octubre del 2018, Arroyo tuvo rastros de un diurético de consumo prohibido para los deportistas. Sin embargo, Barcelona SC justificó que “la sustancia encontrada en nuestro jugador Michael Arroyo no constituye en modo alguno una sustancia para sacar ventaja sobre sus adversarios de turno”.


José Chamorro, agente del futbolista, también expresó previamente en diferentes medios que ‘Gambetita’, como es apodado, había consumido ese
diurético porque padecía de cálculos renales.

Por eso, el comunicado del ‘Ídolo’ porteño apuntó que “la ingesta del diurético ocurre por enfermedad preexistente y por medicación habitual farmacológica para el tratamiento de su salud, y serán los tribunales deportivos que analizando las pruebas que se presentarán los que en definitiva determinen su ninguna culpa en el evento que ahora es de conocimiento público”.

Michael Arroyo disputa un balón con Franklin Guerra en un cotejo entre Liga de Quito y Barcelona SC en el estadio Rodrigo Paz, el 23 de septiembre del 2018. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO


Luego, Barcelona SC ratificó su postura de apoyar a Arroyo en este proceso porque “cree en él y estima que la corriente noticiosa que alude hasta por una sentencia de por vida es infamante e irreal”. De paso, el club pide que no
‘estigmaticen’ al jugador porque hace más de 10 años dio positivo por
consumo de marihuana cuando defendía a Emelec. Ahí fue sancionado por la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) durante seis meses.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (7)