28 de noviembre de 2018 00:00

BSC generó USD 90,8 millones en cuatro años, pero el déficit persiste

Jugadores de Barcelona SC en el estadio Monumental en el cotejo ante Aucas, el 4 de noviembre del 2018. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Jugadores de Barcelona SC en el estadio Monumental en el cotejo ante Aucas, el 4 de noviembre del 2018. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 59
Triste 4
Indiferente 10
Sorprendido 0
Contento 3
Redacción Guayaquil  (D)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La última reunión del Directorio de Barcelona SC fue tensa. En la junta realizada el último lunes analizaron la crisis institucional del equipo, que en las últimas dos semanas quedó fuera de la pelea por el campeonato y perdió a dos jugadores sancionados por dopaje.

A esa situación, se sumó la posibilidad de una subrogación de funciones en el directorio, por una posible salida del presidente José Francisco Cevallos, tema que al final quedó descartado, luego de que este no presentó su candidatura a la Prefectura del Guayas.

La crisis financiera toma notoriedad, luego del fracaso deportivo de esta temporada, donde quedaron eliminados de la Copa Sudamericana en la primera fase y fuera de la pelea por el campeonato local, a falta de tres fechas para su final.

La deuda del club asciende a USD 35 millones, según Cevallos, con base en las auditorías que se realizaron desde que inició su período, en octubre del 2015. Sin embargo, exdirigentes denuncian que el monto supera los USD 40 millones. Por esa razón, los socios se organizaron para pedir transparentar las cuentas. El jueves pasado un grupo, encabezado por el socio Carlos Nahón, llegó al estadio Monumental con un oficio en la que pidió un reporte de ingresos y egresos del club.

En los últimos cuatro años (del 2014 al 2017), los amarillos tuvieron ingresos por USD 90,8 millones, que corresponden a taquilla, auspiciantes, venta de futbolistas, derechos de televisión, premios, socios…

Sus egresos fueron de USD 83,32 millones, según los estados financieros presentados en las asambleas de socios a los que tuvo acceso este Diario.

Cevallos reconoció que en su gestión tuvieron que endeudarse para cumplir con las exigencias que demanda un equipo de renombre. Su directiva contrató 35 jugadores, logró un campeonato y llegó a las semifinales de la Copa Libertadores. También pagaron USD 22,5 millones en deudas de períodos anteriores, según el directivo.

Michael Arroyo, ahora sancionado por dopaje, en un cotejo de Barcelona contra Emelec en abril del 2018. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Michael Arroyo, ahora sancionado por dopaje, en un cotejo de Barcelona contra Emelec en abril del 2018. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO


Ingresos en 4 años

Barcelona es la mejor marca comercial del fútbol ecuatoriano. Sus ingresos lo reflejan así. Su departamento de marketing recaudó USD 37 millones en cuatro años por patrocinios, dinero que es administrado por un fideicomiso llamado En Buenas Manos, según Cevallos.

Marketing aporta con el 48% del presupuesto del club, según los balances presentados en las asambleas.

Además de financiar las cuentas del club, los convenios con las auspiciantes también sirvieron para potenciar a la plantilla. Desde que asumió Cevallos, tres jugadores llegaron financiados por empresas privadas y públicas.
En el 2016, el grupo Difare se comprometió a pagar un porcentaje del sueldo del uruguayo Jonatan Álvez. Después, la gaseosa Pepsi, en el 2017, financió la llegada de Ariel Nahuelpán y en junio pasado la Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT) ayudó económicamente para la contratación de Michael Arroyo.



El pasado 14 de octubre del 2018, Michael Arroyo salió de la cancha en camilla. Ese día, él salió sorteado para la prueba de dopaje después del Clásico del Astillero. Foto: API


Esos acuerdos contrastan con los rendimientos que tuvieron Arroyo, suspendido por dopaje, y Nahuelpán, quien demandó al club por un monto de USD 1,025 millones.

Otra de la críticas a la dirigencia es el apoyo de firmas que se encargan de conseguir publicidad y gestionar eventos específicos, como asambleas de socios y Noche Amarilla.

En la Noche Amarilla 2018 la estrella invitada fue el brasileño Kaká. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

En la Noche Amarilla 2018 la estrella invitada fue el brasileño Kaká. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO



Para este año, el club presupuestó USD 23,4 millones en ingresos y USD 28,3 millones en egresos. De ese rubro, USD 20,6 se llevarán los futbolistas y el cuerpo técnico.

La campaña de los canarios este año tuvo altas y bajas, al momento son segundos en la tabla acumulada, con 73 puntos, y pugnan por un cupo directo a la Libertadores 2019. Ganaron 20 partidos, empataron 13 y solo perdieron ocho.

En las dos etapas ha rematado con irregularidad, que lo excluyeron de la pelea por el título. Su plantilla tiene un promedio de edad de 25,5 años y también tienen nueve jugadores con edades que van entre los 30 y 36 años.

Liga de Quito y Barcelona jugaron en la Casa Blanca el 23 de septiembre del 2018. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (6)