30 de septiembre de 2020 21:29

Barcelona derrotó 2-0 a Junior en Barranquilla y se aferra a la opción de continuar en la Copa Sudamericana

Byron Castillo celebra junto a Cristian Colmán, el tanto que anotó para la victoria de Barcelona ante Junior. Foto: AFP

Byron Castillo celebra junto a Cristian Colmán, el tanto que anotó para la victoria de Barcelona ante Junior. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 4
Indiferente 3
Sorprendido 0
Contento 14
Redacción Benditofutbol.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Barcelona cambió su forma de jugar y venció 2-0 a Junior, en Barranquilla, por el grupo A de la Copa Libertadores 2020, la noche de este miércoles 20 de septiembre. Con este resultado, el club canario aspira a meterse en la segunda fase de la Copa Sudamericana.

El cuadro canario jugó a lo Delfín 2019. El DT Fabián Bustos apostó, por el estilo que lo hizo campeón con el conjunto manabita. Y en Colombia le dio resultados, porque dejó de lado el fútbol de posesión y se convirtió en un equipo vertical y más peligroso con dos delanteros de área.

Jonatan Álvez y Cristian Colmán siempre estuvieron en la parte alta para mantener ocupados a los zagueros barranquilleros. Ellos fueron abastecidos por Damián Díaz por el centro o por los centros desde las bandas por Byron Castillo y Mario Pineida. Esto generó que el cotejo fuera emotivo e intenso, porque los colombianos, como dueños de casa, mantuvieron la iniciativa.

Para contenerlos, Bustos dispuso de dos volantes de marca: Nixon Molina y Sergio Quintero. Mientras que Matías Oyola, aportó en ambas labores de corte y proyección. Así llegó el gol de Castillo, quien trepó y metió un balonazo para por el 1-0, en el minuto 45+1.

El segundo tanto se dio apenas inició el segundo tiempo (45), porque a los 20 segundos Álvez aprovechó un pase largo y definió de cabeza ante la salida del meta Sebastián Viera. Con esa ventaja, Barcelona mantuvo su postura de controlar al rival con presión en el medio campo con los tres volantes dedicados a la marca, el creativo y los dos puntas, estos siempre atentos para correr cualquier pase largo.

La estrategia de Bustos también permitió que los defensores amarillos no quedaran tan expuestos ante los atacantes colombianos, como sí lo sufrió durante todos los partidos previos de la fase de grupos cuando sumó cuatro derrotas consecutivas. Además, el equipo dejó de ser un equipo lleno de toques, pero sin profundidad, para ser peligroso en cada incursión ofensiva.

Con el paso del tiempo, Junior se volcó desesperadamente por el empate, para asegurar su boleto al menos a la Copa Sudamericana como uno de los mejores terceros de la fase de grupos de la Libertadores. Pero, la derrota a manos de Barcelona lo puso en apuros.

En la fecha final de esta fase, deberá sacar la igualdad ante Flamengo en Brasil o no perder por 3-0, mientas que los toreros tendrán que solo les queda vencer 2-0 a Independiente del Valle, en Quito. Los barranquilleros tienen seis puntos y -2 de gol de diferencia, ante las tres unidades de los ecuatorianos y -6 de gol de diferencia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (7)