18 de junio de 2020 00:00

Aucas no claudica en su búsqueda de los torneos internacionales

Carlos Cuero en el entrenamiento de este miércoles 17 de junio del 2020, en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda. Foto: Cortesía de Aucas

Carlos Cuero en el entrenamiento de este miércoles 17 de junio del 2020, en el estadio Gonzalo Pozo Ripalda. Foto: Cortesía de Aucas

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Pablo Campos

En diciembre del 2018, Aucas alejó de su proyecto al técnico Darío Tempesta. El club, octavo en la tabla de la A, no pudo superar en un repechaje al campeón de la Serie B, el Mushuc Runa, y se quedó sin la opción de acceder a la Copa Sudamericana del siguiente año.

La eliminación le costó a Tempesta el cargo, pese a que había empezado meses antes, con entusiasmo, el armaje del equipo del 2019. El locuaz entrenador argentino lideró las negociaciones con varios jugadores del torneo local con los que llegó a acuerdos para dirigirlos en la próxima campaña. Sin embargo, no continuó en el equipo: fue reemplazado por Eduardo Favaro.

Hoy, dos temporadas después, la dirigencia dice que aquella decisión “en caliente” fue un error. Que Tempesta debió haber continuado su proceso.

“Hacemos un ‘mea culpa’. El profesor Tempesta es un hombre de la casa, que sabe las necesidades del equipo y que merece realizar un proceso en la institución”, apuntala el gerente Andrés Báez.

Tempesta acaba de fichar nuevamente por el cuadro oro y grana. Será su tercer período en Aucas desde su llegada a mediados del 2017, cuando el equipo estaba en la Serie B. Él logró el ascenso, pero, una vez en la A, la dirigencia decidió confiarle la plantilla a Luis Soler, para luego volver con Tempesta a mediados del 2018 hasta el episodio ante el Mushuc Runa, en diciembre.

Aucas tiene una alta rotación de entrenadores. Su dirigencia hace gala de poca tolerancia ante la ausencia de resultados: en dos temporadas y media, desde su retorno a la Serie A, el equipo ha tenido cinco entrenadores.

“En el fútbol, el desarrollo institucional tiene que venir de la mano de un desarrollo en cuanto a los resultados. Se necesita ganar y para eso estamos aquí”, sostiene, de su lado, el entrenador Tempesta, quien reemplaza desde el fin de semana al cesado DT Máximo Villafañe, que solo dirigió cuatro partidos antes de que comenzase la cuarentena y paralizase el torneo. El pasado martes, Villafañe fue a despedirse de sus jugadores, con Tempesta en cancha.

Aucas ocupa la última ubicación de la tabla luego de cuatro fechas, con una victoria y tres derrotas. Sin embargo, la dirigencia sostiene que ese último lugar es circunstancial y que las metas institucionales no han cambiado.

“Nuestro objetivo sigue siendo alcanzar una clasificación a las copas internacionales. Queremos llegar por primera vez a una Libertadores”, afirma, con ilusión el gerente Báez.

Pese a ello, la cuarentena afectó severamente la economía del equipo, que entró en un severo ajuste de las cuentas para tener flujo. Cuando la cuarentena estaba por finalizar, la dirigencia se comunicó con 10 jugadores de la plantilla, entre talentos de experiencia y jugadores juveniles, para llegar a acuerdos de rescisión de contrato.

Por decisiones técnicas, la Comisión de Fútbol separó a los defensas Édison Carcelén y al argentino Tomás Oneto. Este último, expulsado en el partido de vuelta de la Copa Sudamericana ante Vélez Sarsfield. Sostienen en el club que tras aquella roja, el rendimiento del jugador se fue opacando, pese a que el torneo solo tuvo cuatro fechas.

También se despidió al golero Fernando Fernández, por tener un sueldo alto y porque se intenta promover como segundo golero a Johan Lara, futbolista integrante de la Selección Sub 20, tercera en el Mundial de Polonia.

Otros talentos jóvenes como John Pereira y Víctor Macías también abandonaron el elenco expetrolero. Los futbolistas se despidieron de sus compañeros -vía Whatsapp- y abandonaron el chat de jugadores.

Tempesta cree que su nueva plantilla tiene potencial. Está a la espera de la llegada del defensa Leonel Galeano. El técnico se siente cómodo en Aucas. Está de luna de miel con la dirigencia, por ahora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)