Rusia se encierra ante máximos históricos de covid-19
Aplazan publicación de nuevos documentos sobre asesi…
Exmarine desarmó en segundos a hombre que intentó r…
Policía halló 25 casquillos en el sitio donde fue as…
Romo, Sonnenholzner y Hervas participaron en los Con…
Crisis, Pandora y descontento, la bomba que Guillerm…
Protestas contra certificado covid reúnen a 40 000 p…
Capturan al jefe del ‘Clan del Golfo’, e…

Cristina Bermeo recibió el auto que ganó en las Últimas 15K

Cristina Bermeo recibió el auto Toyota Prius que ganó en la edición 59 de la Quito-Últimas Noticias 15K. Foto: EL COMERCIO

Cristina Bermeo recibió el auto Toyota Prius que ganó en la edición 59 de la Quito-Últimas Noticias 15K. Foto: EL COMERCIO

Cristina Bermeo (centro) recibió el auto Toyota Prius que ganó en la edición 59 de la Quito-Últimas Noticias 15K. Foto: EL COMERCIO

A Cristina Bermeo le sonríe la suerte a cada instante. Hace cuatro meses decidió a última hora participar en la edición 59 de la Quito Últimas 15K. Llegó a la capital solo como acompañante de sus amigos del Grupo A Correr, que nació en Cuenca. Ellos fueron quienes la animaron a participar.

El sábado, un día antes de la pedestre, decidió ser parte de la fiesta atlética más grande del país. Bermeo fue la última atleta inscrita y se llevó un auto.

“Mis compañeros me trajeron para que les acompañe. En mi casa me animaron a que viajara y paseara. Nunca había corrido 15 kilómetros y menos en otra ciudad que no sea Cuenca”, recuerda la afortunada ganadora del auto Toyota Prius, que fue sorteado entre los 18 000 competidores.

En su primera vez logró un tiempo de 2 horas y 10 minutos. Cruzó la meta en el Atahualpa exhausta, pero contenta. Sin saber que se había ganado el carro, prometió volver el próximo año. Este miércoles 23 de octubre volvió a prometer que estará en la próxima edición.

“Fue lindo ver gente alentando. Siempre he corrido con la cabeza levantada, pero en esta no podía. Estaba cansada y la gente atrás me motivaba”, dice emocionada.

A su regreso a Cuenca recibió cuatro llamadas que no pudo contestar. Tras llegar a su casa, lo primero que hizo fue preguntarles a sus hijos si la habían llamado.

“Estaba preocupada, porque me fui de paseo y los chicos se quedaron en casa. Al llegar, escribí al número desconocido”, recuerda Bermeo.

Al día siguiente de la carrera volvió a recibir una llamada. Justo antes de irse a trabajar le avisaron la buena nueva. Era la flamante ganadora del auto de la Últimas.

Ahora tiene pendiente hacer un curso de manejo y sacar la licencia. El miércoles 23 de octubre llegó a Quito junto a su primo Santiago Caymayo, quien será el primero en manejar el auto, su hija y su madre. Viajaron desde la capital azuaya con la ilusión de volver en el nuevo vehículo de la familia.

Los organizadores de la Últimas y los representantes de Toyota entregaron las llaves y se mostraron felices de cumplir una vez más con la entrega del premio.

Suplementos digitales