Patricio Carrillo calificó el caso de María Belén Be…
¿Cómo solicitar el certificado de apoliticismo en línea?
Estudiantes rinden homenaje presencial a la Bandera,…
ONU denuncia a estados por reavivar 'chantaje nuclear'
Madre de María Belén Bernal: 'Presidente yo no quie…
Reducción de impuestos aéreos se aplicará en aeropue…
La transparencia salarial influye en un sueldo equit…
Retienen a pareja de adolescentes armados que robaba…

Glenda Morejón se fijó un reto fuera de las pistas: estudiar inglés

Glenda Morejón (der.) se entrena con Paola Pérez (izq.), Érica Sena y Andrés Chocho en la pista sintética de Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Glenda Morejón (der.) se entrena con Paola Pérez (izq.), Érica Sena y Andrés Chocho en la pista sintética de Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Glenda Morejón (der.) se entrena con Paola Pérez (izq.), Érica Sena y Andrés Chocho en la pista sintética de Cuenca. Foto: Manuel Quizhpe / EL COMERCIO

Glenda Morejón tiene claros sus objetivos para este año: ser finalista en el Mundial de Marcha en Bielorrusia y luchar por una medalla en los Juegos Olímpicos de Japón. Tampoco deja de lado lo académico porque en sus horas de descanso sigue un curso de inglés, vía online.

La marchista imbabureña de 19 años llegó a Cuenca a finales de octubre del 2019 y desde entonces se radicó en la ciudad para entrenarse bajo la dirección de Andrés Chocho. Él sugirió a su dirigida que, en sus horas libres, estudiara inglés.

Ella aceptó con gusto este desafío fuera de las pistas. Durante un mes, Morejón y la brasileña Érica Sena (compañera de prácticas y pareja de Chocho) recibieron clases a domicilio, con la presencia de un profesor. Desde hace un mes decidieron estudiar vía online.

La campeona juvenil de marcha está en el nivel 1 y reconoce que le resulta difícil aprender inglés. Sin embargo, “es feo estar en otro país y no saber el idioma que prácticamente se habla en la mayoría de los países”. Para evitar esa barrera espera cumplir este nuevo reto con toda su responsabilidad.

Para motivarla, Chocho le contó que en sus inicios siguió cursos completos de inglés y eso le ayudó a defenderse en los múltiples viajes por el mundo. El andarín de 35 años quiere que su dirigida esté preparada para responder cualquier pregunta que puedan hacerle en inglés.

Sena, de 34 años, también brinda su apoyo a la mejor andarina ecuatoriana. “A Glenda le digo que algún día va a viajar sola y es difícil cuando no se habla inglés, sobre todo en los aeropuertos”. Por eso, la marchista brasileña también decidió retomar los estudios de inglés que ya había seguido en años anteriores. “Entiendo y me defiendo, pero hablo poco”.

Morejón y Sena serán rivales en el Mundial de Bielorrusia y en los Juegos Olímpicos de Japón, previstos para mayo y julio próximos. Sin embargo, son compañeras de entrenamiento y quieren llegar en las mejores condiciones para esos dos certámenes, los cuales son fundamentales para ambas en este año. En el equipo de Chocho también está la ecuatoriana Paola Pérez.

Con apoyo del Comité Olímpico Ecuatoriano, Morejón y Chocho se harán evaluaciones médicas y se entrenarán durante 10 días de febrero en Río de Janeiro, Brasil. Los dos ya tienen cupos olímpicos asegurados. Con ellos también viajará Sena, quien cuenta con el aval del Comité Olímpico Brasileño. Pérez se quedará en Ecuador para competir el 15 de febrero en el Nacional de Marcha, con sede en Macas.

Morejón ya está adaptada a los 2 550 metros de altitud de Cuenca y no ha tenido problemas con la alimentación. Hay días que siente más nostalgia por estar lejos de su familia, que vive en Ibarra. Pero califica el cambio como positivo en su vida y sabe que todo sacrificio tiene su recompensa.

“Voy a seguir luchando por mi sueño y de todos los ecuatorianos que es ganar una medalla olímpica. No quiero adelantarme a nada, pero vamos a trabajar fuerte”. Insistió que anhela obtener algo grande para Ecuador y confía que todo el entorno de la competencia le sea favorable.