25 de junio de 2020 14:42

Los atletas ecuatorianos de velocidad buscan un vuelo humanitario para viajar a Europa

Los atletas Alex Quiñonez y Angela Tenorio deberán ajustar sus planificaciones con el nuevo calendario de competiciones. Archivo/EL COMERCIO

Los atletas Alex Quiñonez y Angela Tenorio deberán ajustar sus planificaciones con el nuevo calendario de competiciones. Archivo/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Martha Córdova

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los atletas también buscan un vuelo humanitario para viajar a Europa. “Deportistas de Estados Unidos, España y Alemania ya se entrenan en gimnasios y pistas, nos están tomando ventaja. Quisiéramos ir al Centro de Alto Rendimiento de Portugal”, detalla Ángela Tenorio, atleta de la selección nacional de velocidad.

El equipo -conformado además por los atletas Álex Quiñónez y Anahí Suárez-, el entrenador Nelson Gutiérrez y la Federación Ecuatoriana de Atletismo ya hicieron la petición para que el Gobierno de Colombia incluya a estos atle­tas en el vuelo humanitario que partirá desde Bogotá a Madrid el 19 de julio, junto con los deportistas de élite de ese país.

Antes, los ciclistas ecuatorianos Jonathan Caicedo y Alexander Cepeda iniciaron gestiones para ir en ese vuelo, para las competencias que comenzarán el 28 de julio.

Si bien, la selección de atletismo se entrena al aire libre desde hace tres semanas, aún no lo hace en la pista Los Chasquis ni en un gimnasio con la implementación pertinente.

“Tenemos entrenamientos presenciales pasando un día y los martes, jueves y sábados, me quedo en mi departamento. Compré algunos implementos para trabajar en fortaleza muscular”, añade Ángela Tenorio, que ayer se entrenó en el valle de Los Chillos y hoy se quedará en su domicilio.

En una primera evaluación, el entrenador Gutiérrez dijo que Ángela y Anahí están bien en su forma física, “sin embargo tenemos que ir a la pista para hacer una evaluación física adecuada. Hay que hacer test y observar su recuperación”.

Otro aspecto que quiere evaluar es el peso y talla, y confirmar si la masa muscular no se perdió o si hubo aumento de grasa en el organismo.
“Dependerá de todos esos resultados para continuar con la preparación más enfocada a la preparación específica que a la general”, dice Gutiérrez.

El lunes pasado, luego de varios intentos, al fin Álex Quiñónez pudo llegar a Quito desde Esmeraldas. Viajó allá en marzo por la cuarentena y ayer se unió al trabajo presencial.

Si el equipo logra viajar a Europa, el objetivo es completar la preparación hasta el 16 de agosto, cuando se iniciarán las carreras internacionales.

Su deseo es participar en algunas fechas de la Liga de Diamantes (circuito mundial), y específicamente en la parada de Eugenie, Oregon (EE.UU.), en donde estarán los ocho primeros del escalafón mundial de los 200 metros.
Quiñónez, ya clasificado para los Juegos Olímpicos, ocupa el 5º puesto en el escalafón mundial. En Oregon tendrá a los mismos rivales con quienes disputó la final del Mundial de Atletismo el año pasado.

Las otras dos atletas competirán en carreras en España, Portugal e Italia, como lo han hecho en los últimos años.

Ángela Tenorio y Anahí Suárez esperan clasificarse en los 200 metros a los Olímpicos. La marca exigida es de 22.80 segundos, mientras que para los 100 metros es de 11.15, una prueba que también la hacen.

En diciembre estarán en el Campeonato Nacional, en la flamante pista de Cuenca. El certamen entregará puntos para el escalafón mundial.

‘La Gacela’, que trata de cumplir con los protocolos sanitarios para los entrenamientos, dice que correr con mascarilla sí le incomoda. “Me estorba por momentos, cuando me alejo de mis compañeros me la retiro por un momento”.

En su maleta hay un puesto fijo para el frasco de alcohol. “Siempre lo llevo conmigo, lo que a veces sí nos olvidamos con los compañeros es en el momento del saludo, pero siempre hay alguien que nos recuerda que ya no se puede apretar las manos”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)