20 de July de 2012 16:42

El atleta esmeraldeño que quiere llegar a Estados Unidos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con un silbido que casi ensordece, Sergio Valencia llama a Luis León. Necesita ayuda para subir al segundo piso del inmueble. Ahí funciona el gimnasio D’ Xander, donde se prepara para su próxima competencia deportiva, en Estados Unidos.

El atletismo no era su pasión, pero se convirtió en eso luego de sufrir un accidente que ahora le impide mover sus piernas.

El esmeraldeño no se siente cómodo recordando lo ocurrido. Prefiere hablar de sus logros. Con la silla de ruedas se convirtió en un destacado jugador de basquetbol. Con el equipo del club Sin Paro ganó un campeonato y dos subcampeonatos nacionales.

Además, obtuvieron el tercer lugar para la provincia y Ecuador en el torneo cuadrangular 2011, jugado en Colombia.

Aunque no ha dejado de practicar este deporte, su meta ahora es ir a competir en la prueba atlética The Ing York Maraton, prevista para noviembre, en Estados Unidos. Sus amigos lo motivaron a inscribirse en la competencia.

Fue designado para participar en esta carrera por haber obtenido la medalla de oro en la I Carrera de la Esperanza 8K. Fue organizada en Lima (Perú), el pasado 18 de marzo. “Varios compañeros fueron seleccionados para ir a representar a Ecuador, pero solo pude ir yo”. El motivo: no tenían dinero para cubrir el gasto de pasajes de traslado y del hospedaje.

Valencia pudo solventarlos gracias a que recibió USD 500, donados por el prefecto de Santo Domingo, Geovanny Benítez, quien además ofreció ayudarle a conseguir la bicicleta de metal que hoy tanto añora.

Esta bicicleta es la que necesita para la competencia. Con otra no podrá participar, pues es un requisito. Por esta razón tiene previsto organizar rifas y bingos.

Su trabajo no le deja muchos ingresos. Se dedica a sacar copias de llaves en la esquina de la calle Tulcán y Galápagos.

El valor de una bicicleta de metal profesional es de USD 5 000. “Yo sé que si voy, ganaré. Por eso no quiero renunciar a este sueño. Haré lo necesario para estar presente en esa competencia”.

Valencia se entrena todas las mañanas. Su jornada empieza a las 07:00. Luego de que Luis León, encargado del gimnasio, lo ayuda a subirse al segundo piso del gimnasio, por las escaleras, comienza con la preparación física.

Con especial agilidad deja su silla de rueda para sentarse en la máquina donde levanta pesas. Alza hasta 120 kilogramos.

Cada día tiene una rutina diferente. Utiliza las máquinas para trabajar la zona de espalda, bíceps y tríceps. “Mi objetivo es poder tener más fuerza en los brazos, para incrementar el rendimiento en la competencia”.

El gimnasio, para él, es gratuito. Jacinto Bazurto, propietario del local, es su amigo personal. “Me da mucha alegría verlo triunfar. Seguro que cumplirá su meta”.

Valencia espera lograr los recursos necesarios para ir, pues cree que no solo será un triunfo personal, sino el de una provincia. “Quiero que Santo Domingo, que considero mi hogar, esté en el mapa deportivo. Quiero dedicarle esa competencia a todas las personas que luchan cada día por superarse en la vida”.

Valencia ha hecho varias peticiones a entidades públicas para lograr el objetivo. Aún no hay una respuesta en firme, pero espera tenerla en los próximos días.

Esta sería la carrera número 19 en la que participaría el esmeraldeño. Antes tiene previsto viajar, en octubre, a Cariamanga (Perú).

La competencia que se realizará en ese país será preparatoria para la de fondo, en EE.UU.

Una vez por semana, Valencia hace un recorrido de entrenamiento por la vía Toachi-Las Mercedes y la avenida Abraham Calazacón, en la ciudad. Así se evalúa la fuerza que va adquiriendo con el levantamiento de pesas.

La neblina y el frío no son un impedimento. Con su silla de ruedas avanza a un costado de los vehículos que circulan cada mañana.


HOJA DE VIDA

Su experiencia.

Compitió en 18 carreras de atletismo, desde abril del 2011. En 15 logró los primeros lugares. En el 2007 fue seleccionado de basquetbol en Ecuador.

Su punto de vista.

El deporte no tiene límites. Si las personas se proponen conseguir un objetivo lo pueden lograr con trabajo duro y mucho esfuerzo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)