Lasso condecoró a Ximena Garzón por su gestión en pl…
Tras renovación de Gabinete, solo cuatro mujeres ocu…
Fiscal presenta siete cargos contra el sospechoso de…
5 139 alertas de violencia intrafamiliar recibió el …
50 ballenas piloto murieron tras quedar varadas en I…
34 operadoras de buses en Quito cobran el pasaje aum…
Agua cristalina en la laguna de La Carolina
Salubrista dice que Ecuador vive sexta ola de covid-…

Antecedentes de Suárez y la falta de arrepentimiento pesaron en la sanción

Luis Suárez saludó a los hinchas tras su regreso de Brasil, el 27 de junio de 2014. Foto: AFP

Luis Suárez saludó a los hinchas tras su regreso de Brasil, el 27 de junio de 2014. Foto: AFP

Luis Suárez saludó a los hinchas tras su regreso de Brasil, el 27 de junio de 2014. Foto: AFP

.log-gg{

width:20%;

}

.log-gg img{

padding-right: 10px;

}

Dos sanciones por morder rivales que "no tuvieron efecto" y la falta de arrepentimiento ante una agresión similar al italiano Giorgio Chiellini convencieron a la FIFA a imponer al uruguayo Luis Suárez un castigo ejemplar, informa hoy, 28 de junio, O Estado de Sao Paulo, que dice conocer el documento final.

"En ningún momento el jugador mostró arrepentimiento o remordimiento de ningún tipo ni admitió una violación a cualquier regla de FIFA y, por tanto, no mostró conciencia de haber cometido infracción alguna", determinó en su informe el Comité de Disciplina de la FIFA, según el rotativo brasileño.

La comisión de disciplina de la FIFA, siempre según O Estado de Sao Paulo, consideró además que la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) debió haber admitido la "falta grave" cometida por el jugador del Liverpool y haber obligado al jugador a pedir disculpas.

"En ningún caso ocurrió lo que se describe como "morder" o 'querer morder'", habría dicho en sus descargos a la FIFA 'el Pistolero' Suárez, quien fue sancionado el jueves con nueve partidos y apartado por los próximos cuatro meses de toda actividad futbolística.

Su declaración fue desvirtuada por la comisión de disciplina al observar las imágenes de la televisión que, para sus miembros no dejan dudas de que el delantero uruguayo mordió al defensor Chiellini sin que hubiera "ninguna provocación previa", siempre según O Estado de Sao Paulo.