5 de febrero de 2021 15:10

Andrés Chocho mira con optimismo su participación en los JJ.OO. Tokio 2021

Andrés Chocho, durante una jornada de entrenamiento den Guayaquil, en enero de 2021. Foto: Secretaría del Deporte

Andrés Chocho, durante una jornada de entrenamiento den Guayaquil, en enero de 2021. Foto: Secretaría del Deporte

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

El marchador ecuatoriano Andrés Chocho, que en los Juegos Olímpicos de 2016 fue descalificado por penalización, asegura que esa experiencia lo ayudó a levantarse y ahora mira a Tokio con gran optimismo.

El especialista en los 20 ó 50 kilómetros marcha fue descalificado en algunos torneos, pero la penalización que más le afectó fue en Río 2016, porque llegaba como uno de los favoritos para ganar medalla, y eso le ayudó a intentar mejorar en busca de un buen resultado en Tokio 2021.

Recordó que dos meses antes de los Juegos sufrió una lesión por desgarro alejándose de los entrenamientos y ello coincidió con el fallecimiento de un familiar importante faltándole tiempo para reponerse, de manera especial, en lo anímico.

Chocho esta convencido de que la marcha es una prueba subjetiva, en la que siempre se dependerá de la decisión los jueces, por lo que trabaja todos los días para perfeccionar la técnica de movimientos.

Dentro del sinsabor, también han sucedido hechos fantásticos en la trayectoria del andarín ecuatoriano pues, además de ganar la medalla de oro en los 20 kilómetros, rompió dos récords en el Sudamericano de 2011 en Argentina.

Recuerda que ese día hizo mucho frío, no alcanzó un gran calentamiento, pero se encendió en la pista hasta ganar la prueba pulverizando el récord Sudamericano, que por muchos años estuvo en manos del colombiano Lisandro López, y el récord en Ecuador impuesto por su compatriota Jefferson Pérez, doble medallista olímpico.

El actual plan de entrenamientos de Chocho comprende preparaciones semanales en la gran humedad y fuerte temperatura de la ciudad portuaria de Guayaquil, porque pueden coincidir con la temperatura ambiente que se sentirá durante la época de la competición en Tokio.

En los próximos Juegos Olímpicos, el atleta de 37 años cumplirá su cuarta participación olímpica y quiere hacerlo de la mejor manera, con una técnica mejorada, alineado de mejor forma con la ansiedad y con el único propósito de llegar a la meta entre los tres primeros.

Además de la marcha, llamaron su atención otros deportes dentro del atletismo, sin obviar la natación y el ciclismo, pero cuando llegue el momento de su retirada, cuando ya no disfrute de las competiciones, continuará vinculado a la marcha como entrenador.

"No tengo pensado todavía en retirarme, pues sigo disfrutando de las competiciones. No sé cuándo dejaré de emocionarme por salir a las pistas, pero cuando eso suceda me retiraré y continuaré seguramente como entrenador, ahora solo pienso en los mejores resultados en Tokio", dijo a Efe Chocho.

También sacó tiempo para ir a la universidad y obtener el título de ingeniero comercial, pero la profesión que ya ejerce es la de entrenador de marcha con las atletas Glenda Morejón (Ecuador) y Erika Sena (Brasil), ambas clasificadas para los Juegos Olímpicos de Tokio.

El marchista local no ha decidido todavía si participará en los 20 o en los 50 kilómetros, una decisión que tomará en los días previos al debut.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)