La madera de eucalipto y la piedra son parte de esta obra levantada en Tumbaco. Fotos: Cortesía Al Borde

La madera de eucalipto y la piedra son parte de esta obra levantada en Tumbaco. Fotos: Cortesía Al Borde

Sábado 12 de octubre 2019

Una vivienda que le saca partido al clima y al declive del terreno

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

En medio del cálido clima de Tumbaco, grandes árboles y verde vegetación yace una casa ‘semienterrada’, construida con materiales como la piedra, vidrio y madera de eucalipto.

Culunco, el nombre que se da a los caminos existentes en medio de la densa vegetación que generalmente fueron abiertos por antiguas civilizaciones prehispánicas, también es el nombre de esta vivienda, situada en medio de un terreno en declive, envuelta en tierra y árboles. Esta obra es del estudio arquitectónico Al Borde.

Según los promotores, la idea inicial era construir dos casas, pero finalmente se construyó solo una, la cual se levantó priorizando materiales locales. Situada en Tumbaco, a 40 minutos de la ciudad y a 2 600 metros sobre el nivel del mar, el proyecto goza de un clima cálido. Por eso no se requiere de aire acondicionado, calefacción o de sistemas de aislamiento complejos. En este caso en particular, el sol es la fuente principal de calor.

El punto de partida fue un intenso contacto con la naturaleza. El proyecto se resuelve en un volumen ortogonal, compuesto de dos programas divididos por las escaleras de entrada, pero unidos por una misma excavación, un mismo sistema constructivo y un mismo techo.

De un lado, enterrados, se organizan dos dormitorios que se abren para la sala y cocina; del otro, un estudio de música y un taller. La privacidad necesaria de baños y dormitorios viene dada por la implantación: la excavación en el terreno protege y contiene los usos más privados, los árboles están distantes y sirven de filtro, mientras que en el área social la naturaleza se revela de manera directa, al alcance de la mano, y se inserta dentro de la casa por los ventanales.

El área social cuenta con una fachada de vidrio que permite una vista panorámica del exterior. Tiene muros de piedra y el piso es de concreto.

El área social cuenta con una fachada de vidrio que permite una vista panorámica del exterior. Tiene muros de piedra y el piso es de concreto.

Se apostó por vidrio en todo el perímetro de la construcción para lograr esa continuidad del interior de la vivienda con el paisaje natural del exterior. El espacio privado y el público están divididos por un mueble que corre a lo largo de toda la vivienda. Esta columna vertebral tiene acceso por los dos lados, organiza el espacio a la vez que lo personaliza. Es suficientemente flexible para acomodar los usos que cada estancia de la casa requiere.

Para esta construcción se contó con el trabajo de A Fuego, estudio de diseño industrial. Ellos crearon una estructura de perfiles de acero que se llena con piezas de madera contrachapadas. Esto permitió ejecutar adaptaciones sin alterar el proyecto.
En cuanto a la estructura, los arquitectos indican que se resolvió con un sistema modular de pingos de eucalipto del mismo tamaño y diámetro. Esos fueron asentados sobre un muro de piedra que varía su inclinación para mantener el tamaño de los pingos y recibir fácilmente el techo.

Este conjunto de palos sustenta el paraboloide de la cubierta hecho con planchas de contrachapado pintadas de blanco. Esta forma que se logró en la cubierta hace que la residencia tenga un solo punto de desagüe.

En Ecuador, los pingos de eucalipto son uno de los materiales más baratos de la construcción, explican, y usualmente se los emplea para fines temporales como encofrados, pero no es común verlos como material predominante como en este caso.

Por otro lado, se lograron muros de piedra vista con mínimos detalles, pues son menos costosos y más fáciles de hacer que los muros de hormigón visto. Para el piso se optó por concreto alisado. La vivienda es un claro ejemplo de que la simplicidad constructiva no es impedimento para crear relaciones espaciales estratégicas que garanticen belleza y confort.

Además, la modulación estructural y la selección de materiales simples y de fácil acceso permitieron a la propietaria dirigir la construcción de su proyecto.