Los jardines verticales artificiales se combinan con césped sintético y la diversidad de plantas naturales en espacios interiores y exteriores. Tienen protección UV y garantía. Fotos: Julio Estrella / Construir

Los jardines verticales artificiales se combinan con césped sintético y la diversidad de plantas naturales en espacios interiores y exteriores. Tienen protección UV y garantía. Fotos: Julio Estrella / Construir

Verde sintético para armonizar la casa

Paola Gavilanes. Coordinadora (I)

Más concreto y menos espacios verdes. Para contrarrestar esa realidad, arquitectos y diseñadores de interiores proponen el uso de césped y jardines verticales artificiales en el interior de las viviendas, independientemente de su tamaño o forma.

De acuerdo con el arquitecto Wladimir Gustavo Yánez, de Instagreen Ecuador, se trata de una tendencia mundial con gran acogida en países como Costa Rica, Perú, El Salvador, Panamá y Colombia. En Ecuador, la tendencia ha tomado fuerza en los últimos años.

María Augusta Astudillo, gerenta de Marketing de Césped Ecuador, afirma que los primeros trabajos se realizaron hace cinco años, pero, sobre todo, en restaurantes grandes y espacios comunales de centros comerciales. Ahora, usan césped artificial en varias estancias internas de la casa.

Los jardines verticales, en cambio, se colocan con más frecuencia durante el último año. Estos surgieron como una alternativa para reemplazar a los jardines con plantas naturales. Son más económicos, la limpieza es más sencilla y cuentan con garantía de hasta ocho años en espacios exteriores. En interiores, la garantía es ilimitada. El polvo, por ejemplo, se retira con una escoba o con un poco de agua.

El césped artificial es utilizado para ambientar paredes de salas, salón de juegos, cuartos de estudio y hasta baños. También es una opción para decorar oficinas. Esos espacios se vuelven más juveniles, acogedores. Además, brindan armonía y crean espacios de relax. Por esa razón se usa también en comedores comunales.

El verde sintético se adapta a cualquier columna o pared.

El verde sintético se adapta a cualquier columna o pared.

Los jardines verticales lucen, sobre todo, en las paredes de la sala. Son ideales para zonas sociales como la terraza, pues vienen con diseños que simulan a la naturaleza tal y como luce en espacios abiertos. “Con la ventaja de que te ahorras tiempo y dinero, y la molestosa humedad”.

Los diseños, según Yánez, son variados. El césped artificial, en cambio, viene en diferentes texturas, dadas por el largo del césped: desde los 10 milímetros hasta los 4 centímetros de altura. Tanto el césped como los jardines artificiales cuentan con filtro UV.

Fátima Cueva, arquitecta especializada en diseño de interiores, sugiere utilizar césped de pelo largo para decorar paredes. El de pelo corto, en cambio, es ideal para cubrir el piso. Recomienda, eso sí, que se compruebe de que se trata de un producto inofensivo para la salud, sobre todo, si va a estar en contacto con los más pequeños de la casa.

La decoración del espacio seleccionado debe contemplar mobiliario con tonos claros, al igual que las paredes.

El césped artificial también luce en la sala de TV.

El césped artificial también luce en la sala de TV.

Esta especialista también sugiere combinar texturas para lograr acabados más llamativos. En una pared de la sala sugiere, por ejemplo, alterar césped sintético con paneles en 3D. “Proporciona mucho estilo al espacio. Lo ideal es jugar con las texturas, evitando recargar los espacios”.

De ahí la recomendación de Astudillo de conjugar las alternativas sintéticas con una decoración minimalista.

“El césped sintético, por ejemplo, luce en espacios con diseños sencillos. Los colores fuertes recargan los espacios”.

Otra razón por la que ambos productos se vuelven tendencia en la decoración interior es por su costo, según Yánez.

La instalación de un metro cuadrado de jardín vertical sintético oscila entre los USD 50-55. El metro cuadrado de jardín natural bordea los USD 200. El metro cuadrado de césped sintético -incluye la instalación- cuesta entre USD 11 y 26. El costo depende de la altura del césped, que es diferente al que se coloca en las canchas de fútbol del país.

El césped para uso decorativo cuenta con fibras intermedias en forma de espirales, encargadas de brindar suavidad. Para lograr esa textura en el césped deportivo, los especialistas colocan arena y caucho.

La selección de los diseños se realiza en compañía de los propietarios. Una vez aprobado el diseño, la instalación de césped en una pared dura entre dos y tres horas.