MSP: ‘No se cumplió con aforo en el Capwell’
Fiscalía investiga muerte de siete presos en la Peni…
Desempleo y subempleo disminuyeron en el último año
Prohibir alternativas al tabaco incrementa riesgos, …
Seis pasos para carné digital de vacunación anticovid-19
Alcalde de Cuenca propone manejar la cárcel de Turi
China retoma confinamientos ante nuevos rebrotes de covid-19
Neutralizado intento de amotinamiento en cárcel de El Inca

Tokio tendrá un rascacielos de 330 metros de altura, en el 2023

El rascacielos, revestido de vidrio y acero, tendrá uso residencial y de oficinas. Foto: EFE

El rascacielos, revestido de vidrio y acero, tendrá uso residencial y de oficinas. Foto: EFE

Este edificio se construirá en el centro de Tokio para el 2023 y se convertirá en el edificio más alto de Japón. Foto: EFE

La compañía inmobiliaria nipona Mori Building presentó ayer, 22 de agosto, el diseño de un nuevo rascacielos de 330 metros de altura que se construirá en el centro de Tokio para el 2023, y que se convertirá en el edificio más alto de Japón.

El rascacielos, revestido de vidrio y acero, tendrá uso residencial y de oficinas, y se levantará en el distrito de Toranomon-Azabudai, según los detalles del proyecto presentados en rueda prensa por Mori Building.

El edificio superará así al actual rascacielos más alto del país, Abeno Harukas, de 300 metros de altura, construido en la ciudad de Osaka, al oeste de Japón.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de USD 5 640 millones, es uno de los más ambiciosos acometidos hasta ahora por Mori Building, que cuenta con varios edificios de alto perfil en la capital nipona.

El rascacielos, revestido de vidrio y acero, tendrá uso residencial y de oficinas. Foto: EFE

El rascacielos formará parte de un nuevo complejo que tendrá un área total de 8,1 hectáreas y que también incluirá un hotel y un colegio internacional.

“En el contexto actual de creciente competencia entre ciudades, necesitamos ofrecer más alojamientos y oficinas con estándares internacionales en Tokio”, dijo el presidente de la compañía constructora, Shingo Tsuji, en su comparecencia ante los medios.

Pese a que se convertirá en el edificio más alto de Japón, se espera que el rascacielos de Mori Building sea desbancado de ese puesto a partir de 2027, para cuando el grupo inmobiliario Mitsubishi proyecta terminar la construcción de otro edificio de 390 metros de altura próximo a la estación de trenes de Tokio.

Suplementos digitales