Las soluciones elaboradas con ingredientes caseros funcionan en paredes con pintura lavable con acabado brillante y satinado. Foto: Cortesía Pinturas Cóndor

Las soluciones elaboradas con ingredientes caseros funcionan en paredes con pintura lavable con acabado brillante y satinado. Foto: Cortesía Pinturas Cóndor

Jueves 19 de septiembre 2019

'Tips' sencillos para limpiar las paredes de la casa

Redacción Construir (I)

Cuando se habla de limpieza, las paredes, por lo general, están en el último escalafón de prioridades pese a que están sujetas a constante contacto con personas, muebles y sustancias que pueden salpicar y afectar a la pintura además del polvo y de los rayos solares. Para mantenerlas en buen estado es necesario aplicar una nueva mano de pintura, pero también resulta útil una limpieza superficial para retirar manchas.

En Pinturas Cóndor, por ejemplo, sugieren ‘tips’, siempre tomando en cuenta que funcionan en paredes con material lavable con acabado satinado o brillante. El primero consiste en limpiarlas a fondo tres veces al año.

Para empezar el proceso es importante retirar el polvo. Aunque en las paredes es poco visible a diferencia de los muebles, éste igual se acumula. Para ello se aconseja pasar un cepillo de filamentos suaves o un plumero, escoba o aspiradora de arriba hacia abajo. Luego se debe mezclar agua tibia con jabón líquido suave y pasarlo con una esponja en modo vertical.

Tras ese proceso se pasa una esponja con agua pura para retirar todo el jabón. Si hay manchas de aceite lo ideal es utilizar agua caliente con jabón líquido de lavavajillas y un poco de amoniaco. Esta mezcla se coloca en una esponja y luego se pasa por la superficie. Recuerde enjaguar con una esponja empapada con agua pura.

A las manchas causadas por los muebles que se han apoyado hacia la pared por algún tiempo o por el roce de zapatos o de manos se las puede remover de forma sencilla con un borrador de lápiz. En Cóndor recalcan que es importante revisar las paredes y evitar que las manchas se queden por mucho tiempo ya que luego será más difícil retirarlas.

Otra solución casera, que debe ser manejada con cuidado, consiste en aplicar una fórmula elaborada con 100 gramos de bicarbonato en cuatro tazas de agua. Se remoja la esponja en esta solución y se coloca sobre la pared con movimientos circulares para eliminar la mancha o suciedad. Debe hacerlo con cuidado para no afectar la pintura. Finalmente debe enjuagar.

Si las manchas son ocasionadas por hongos o humedad el proceso es otro y para ello se requiere asesoría ya que primero se deberá identificar la causa de la humedad y dar una solución de raíz. Optar por pinturas de calidad que garanticen resistencia, tengan protección a agentes como rayos UV, lluvias y humedad, son alternativas para evitar estos problemas.