En el mercado hay  porcelánicos que parecen mármol. Los formatos se ajustan a las medidas de los mesones ya sea de cocina o baño. Foto: Cortesía Kinara

En el mercado hay porcelánicos con diversos acabados y tonos. Los formatos se ajustan a las medidas de los mesones ya sea de cocina o baño. Foto: Cortesía Kinara

Sábado 05 de octubre 2019

Revestimientos más resistentes para mesones

Redacción Construir (I)

Si de versatilidad se trata, el porcelanato lidera la lista de los materiales con esta característica. Además de revestir pisos y paredes, en la actualidad su variedad de formatos y acabados lo han convertido en una opción durable y resistente para las encimeras de cocina o de baño.

Rubén Benalcázar, jefe de negocios de Kinara, señala que no hay un estándar en cuanto a medidas para revestir mesones. En el mercado se encuentran piezas de 1,20 x 2,60 metros o de 1 x 3,50 metros, todo depende del fabricante.

Para mesones, según Benalcázar, funciona cualquier pieza que mida más de 1 x 2 metros. Hay acabados mate, brillante y pulido. Este último es muy elegante, pero requiere una adecuada instalación y mantenimiento para garantizar su durabilidad que oscila entre los 15 a 20 años.

También hay acabados con textura, lisos o con vetas que simulan a materiales como el mármol o incluso al cuero.  La ventaja de utilizar este material para mesones de cocina es que son mucho más resistentes al calor, a los ácidos, al agua y no se manchan ya que no tienen porosidad a diferencia de otros elementos como el mármol o el granito. Por eso no absorbe sustancias.

Este tipo de porcelánico es ideal para áreas de cocina y baño por su baja porosidad. Con los grandes formatos se consigue una mayor higiene. Hay variedad de diseños.

Este tipo de porcelánico es ideal para áreas de cocina y baño por su baja porosidad. Con los grandes formatos se consigue una mayor higiene. Hay variedad de diseños.

Christoph Chanange, de Architectural Trends, explica que esta clase de porcelanato es un material 100% de ingeniería y tiene un espesor de 12 milímetros. Hay de menos en el mercado, pero para las encimeras de cocinas no se recomienda utilizar un espesor inferior para garantizar su resistencia. Además, al tener un acabado casi sin uniones debido al gran formato de las placas, se vuelve una superficie más higiénica.

Tiene protección a rayos solares por lo que es ideal también para zonas BBQ en exteriores. Por otro lado, el porcelanato también reviste mesones de baño. Estos por lo general son más pequeños y por ello el formato y medidas pueden variar dependiendo de lo que se requiera.

Según Benalcázar, para este ambiente, por lo general, se utilizan lastras de 60 x 1,20 metros. Se complementa con un borde especial, ya sea de aluminio o acero para lograr un detalle mucho más elegante.