Los pisos de las nuevas construcciones se revisten con porcelanato con apariencia de madera y mármol terrazo. Para las paredes, en cambio, hay piezas con más volumen. Foto: Cortesía Home Vega

Los pisos de las nuevas construcciones se revisten con porcelanato con apariencia de microcemento. Para las paredes, en cambio, hay piezas con más volumen. Foto: Cortesía Home Vega

Sábado 05 de octubre 2019

Porcelanato con formatos especializados para pisos y paredes

Redacción Construir (I)
construir@elcomercio.com

Ambientes únicos y con gran protagonismo se consiguen con la presencia de porcelanato en pisos, paredes y techos por sus múltiples tonos y diseños.
El formato ideal para revestir pisos mide 1,20 x 0,60 metros; es el preferido, según Andrés Cruz, consultor de diseño, porque reduce el número de juntas, permitiendo que los espacios parezcan más amplios.

Para esas superficies, este profesional recomienda porcelanatos lisos o con texturas, similares a la de la madera, piedra, mármol. “Son tendencia y ahora están en muchos proyectos”, pues, así como sucede con los materiales naturales, el porcelanato también ofrece variedad en cada ‘imitación’: hay madera oscura, amarilla, café; con acabado brillante o mate. Las personas pueden sentir las vetas de la ‘madera’ con la yema de los dedos.

Los formatos con diseño tridimensional son ideales para revestir paredes de cualquier ambiente de la vivienda. Foto. Cortesía Home Vega

Las piezas se ajustan a las necesidades de los habitantes. También hay material para el exterior de la vivienda. Foto: Cortesía Home Vega

A las piezas que lucen un diseño tridimensional, en cambio, se las utiliza para revestir paredes o techos, y en caso de inclinarse por esta tendencia, que entra con fuerza al país, la diseñadora María Caridad Navarro, diseñadora de interiores de Bath&Home Center, sugiere utilizarlas en una sola superficie -en las paredes- para evitar recargar los ambientes.

Pero antes de colocar el material con diseño 3D es importante analizar la entrada de luz y las dimensiones de la sala, comedor o dormitorios, pues al ser una pieza con altura, profundidad y volumen su presencia puede reducir la sensación de amplitud. “Y por las características propias de ese porcelanato, se lo evita en pisos”, ya que puede acumular suciedad o provocar accidentes. También se puede romper. Además, las piezas son más pequeñas, pues llegan a los 20 x 20 centímetros, con un espesor de entre 0,6 y 1,2 cm.

Las piezas se ajustan a las necesidades de los habitantes. También hay material para el exterior de la vivienda. Foto: Cortesía Home Vega

Los formatos con diseño tridimensional son ideales para revestir paredes de cualquier ambiente de la casa. Foto. Cortesía Home Vega

Navarro también recomienda evitar las piezas tridimensionales en la pared de la cocina, a la altura de la estufa, para evitar acumulación de grasa o de restos de comida.
Pueden ir en la pared cercana al lavavajillas, por ejemplo, pues se trata de un material que repele el agua, y para limpiarlo basta un poco de jabón líquido.

Cruz comparte un ‘tip’ a la hora de revestir paredes y pisos: “Más textura en el piso, menos textura en la pared, y viceversa”. De ahí la sugerencia de utilizar tonos grises o cafés en los pisos y contrarrestar con un tono blanco en las paredes.

Añade que los revestimientos en colores grises son tendencia en el mundo del diseño interior, porque aportan un toque de elegancia.

Los porcelanatos texturizados, llanos o con diseño 3D también están diseñados para revestir superficies exteriores.

Para la zona del área BBQ, por ejemplo, se recomienda un porcelanato con acabado antideslizante. Ese mismo puede ir en el porche o en los corredores para evitar caídas.
Piezas con ese acabado también se recomiendan para revestir el cuarto de baño: pisos, paredes y techos, y lograr un ambiente confortable.