intercultural
  • La cultura Puruhá proyecta su valor en la Casa Cóndor
    El estilo rústico de las cabañas que edificaron los comuneros de Pulinguí San Pablo -para iniciar su emprendimiento turístico- son su atractivo más publicitado. La construcción fue hecha con piedras volcánicas y paja; y se ambientó al estilo de las viviendas tradicionales de esa zona.
  • Salinas muestra las chozas con la técnica que llegó desde África
    Las paredes de bahareque y techos de paja de caña de azúcar, con las que construían las chozas los antiguos pobladores del valle del Chota, sobresalen en el Museo de la Sal, ubicado en la parroquia de Salinas, cantón Ibarra.
  • Urku Wasi es un nuevo mirador turístico en el lago San Pablo
    Seis domos de color blanco resaltan entre las tradicionales casas de adobe y cemento de la comunidad indígena de Tocagón, parroquia San Rafael de la Laguna, del cantón Otavalo.
  • Con el aluminio reciclado se elaboran figuras de indígenas
    Con la técnica del punteado y repujado sobre aluminio reciclado, la cuencana Miriam Carpio elabora figuras de la Chola Cuencana, Diablo Huma, Danzante de Pujilí y otros personajes indígenas o de las celebraciones tradicionales del país.
  • La cultura negra se muestra en varios espacios de Esmeraldas
    Una mezcla de cultura afro y regeneración urbana permite a los esmeraldeños mantener visible y vigente su herencia ancestral. La marimba como instrumento ícono del pueblo afroesmeraldeño, acompañada de su danza tradicional, se muestra en espacios que ornamentan la urbe.
  • La convivencia andina es parte del turismo de Palacio Real
    Los techos de paja y las paredes de tapia, que son parte de la Asociación de Turismo Comunitario de Palacio Real, están entre los espacios promocionados a los turistas. La infraestructura cuenta con un restaurante de estilo andino, chozas para hospedaje, una plaza artesanal y un museo.
  • La fibra de totora también puede usarse en muros
    La totora, que crece en los lagos andinos, podría ser un nuevo elemento de construcción de vivienda. Actualmente se utiliza en la elaboración de artículos ornamentales y muebles.
  • Cabañas playeras se elaboran con técnicas ancestrales
    Los árboles maderables, que son desechados por estar torcidos, se utilizan para la construcción de cabañas en el balneario de Mompiche, al sur de Esmeraldas.
  • Chonta, caña guadúa y las hojas de toquilla en casas kichwas
    Las técnicas ancestrales de la construcción las mantienen los habitantes de la comunidad Paz Yaku (Río de la Paz en español) de la parroquia Madre Tierra, del cantón Mera, en Pastaza. El propósito es que las ‘chozas toquillas’, como se conocen a estas edificaciones de madera de una planta, entreguen frescura y seguridad a sus ocupantes.
  • El bordado saltó de la ropa y los manteles a los cuadros
    Los coloridos bordados, que han dado fama a las mujeres kichwas del sur de la capital de Imbabura, y los paisajes andinos marcaron a Jorge Moya.
  • La construcción de los hornos de barro es una tradición que perdura en Quito
    La cocina también es una zona de la casa que encierra tradición desde la cosmovisión de los pueblos ancestrales. En algunas zonas hacia el norte de Quito como Pomasqui y San José de Morán, hay familias que todavía prefieren cocinar en leña y, aún más, en horno de barro.
  • Cholas y casas son fabricadas con bambú
    Las cholas cuencanas y los cholos son la principal inspiración del artesano Cristian Sola, pero no son las únicas. Las tradiciones, la arquitectura y las costumbres de la capital azuaya también le sirven para diseñar sus creaciones elaboradas en bambú, principalmente.
  • Las cerámicas decorativas de La Victoria buscan mercado
    Con sus hábiles manos, Rosa Villalba aprendió a moldear el barro con el que elabora cuadros, vasijas, floreros, fruteros... Estos artículos de cerámica, la mayoría de anaranjado intenso, son una alternativa para la decoración del hogar.
  • Hato Verde fue construida con las piedras del volcán Cotopaxi
    La hacienda Hato Verde fue construida con las piedras expulsadas por la erupción del volcán Cotopaxi en 1877. El material pétreo de diferentes tamaños fue utilizado por los constructores de aquella época para edificar las gruesas paredes de la casona, emplazada en el camino de ingreso a la parroquia Mulaló y a pocos metros del río Cutuchi.
  • El artífice de la suelda y el repujado que crea su arte en la Plaza Arenas
    Flaco, largo, encorvado incipiente por la práctica de su oficio y con un bigote poblano ya casi cano, Washington Fernando Acosta tiene la pinta de uno de esos charros que daban vida a los héroes y villanos de las antiguas películas mexicanas.
  • Kichwas de la Amazonía labran y pintan su identidad
    Las representaciones simbólicas del entorno de la selva amazónica y la relación de las comunidades con la naturaleza, los animales, las actividades cotidianas y la mitología se plasman en tres elementos que son prácticas de las mujeres en las comunidades kichwas de la Amazonía: tinajas, mucahuas y supais.
  • Los tapices de cabuya también son ornamentales de primera clase
    Las pálidas fibras de la cabuya se entrelazan entre las manos morenas de María Flores. Esta mujer kichwa es la encargada de hilar los canutillos blancos, que servirán para en un telar de madera tejer tapices. Luego, estos se utilizarán para la confección de artículos utilitarios para el hogar.
  • Cosmovisión tsáchila en las casas y chozas
    La proximidad de los bosques tsáchilas con las comunas de esta etnia alienta a más nativos a emprender en nuevas construcciones y remodelaciones.
  • Lo afroecuatoriano alcanza un perfil decorativo en Esmeraldas
    Las pinturas al óleo con figuras de mujeres afroesmeraldeñas tocando cununos y bombos se ha vuelto común en las casas de Esmeraldas. Estos cuadros son parte de la decoración en paredes de salas, bibliotecas y cocinas.