Con el proyecto se pretende integrar a la comunidad e incrementar los espacios verdes. Diseño: Rama Estudio. Renders: Sergio Calderón.

Con el proyecto se pretende integrar a la comunidad e incrementar los espacios verdes. Diseño: Rama Estudio. Renders: Sergio Calderón.

Los barrios altos como sitios de encuentro

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)

El proyecto Escalinatas y el Tiempo es parte de una propuesta de regeneración urbana en una ladera de Ambato. Se trata de un entorno que cobrará un nuevo sentido y le dará un lenguaje inclusivo a la urbe.

Ubicado en el pasaje Pelileo, entre la av. Quis Quis y la calle Olmedo y Castillo, el plan contempla tres etapas de diseño y construcción.

Este proyecto reúne a varios gestores de distintas áreas para su análisis, diseño y ejecución. El Municipio de Ambato actuará en el ámbito público y Fairis, desde el privado.

La Universidad Tecnológica Indoamericana se ocupará del tema académico, mientras que Rama Estudio actuará como gestor independiente, mientras que la comunidad de los barrios San José de Bellavista y Altivo Ambateño serán agentes principales del programa.

Los arquitectos Carolina Rodas, Felipe Donoso y Carla Chávez, de Rama Estudio, explican que la conectividad y la revalorización del barrio en ladera son primordiales.

“No se trata solamente de implantar un ícono visible en toda la ciudad, sino que consiste en el comienzo de un sistema integral de escalinatas y la recuperación de espacios productivos en ladera”.

La propuesta, además, rescata la memoria del sector, reincorporando símbolos populares existentes en el lugar.

Un ejemplo es la sirena ubicada al comienzo de las escalinatas del pasaje Pelileo. Esta sonaba para señalar la hora y fue retirada hace 15 años.

Según los gestores del proyecto, ese antecedente asiente la importancia del símbolo del tiempo en la zona.

Para resignificarlo, la optativa de Recetas Urbanas Replicables, guiada por Rama en la Universidad Indoamericana, realiza un análisis arquitectónico urbano para levantar información técnica, visual y social que contribuya en la búsqueda del lugar idóneo para la ubicación del reloj.

El mirador contará con un reloj que represente la importancia del tiempo.

El mirador contará con un reloj que represente la importancia del tiempo.

A partir de este análisis del contexto, y teniendo en cuenta la petición del Municipio de generar un elemento que permita conectar las escalinatas a la av. Quis Quis, se plantea unificar todos los elementos y generar un proyecto integral y progresivo, que permita la mejora del barrio en ladera y potencie el uso cotidiano de las escalinatas.

Es así como el proyecto tiene estrategias que podrán replicarse en las demás escalinatas para completar el objetivo a nivel urbano.

La integración de actores es parte de las estrategias, indican los arquitectos. “Las propuestas deben incluir equipos privados, municipales, comunitarios, académicos, culturales. La sinergia entre las partes permite agilitar procesos y garantizar la ejecución y seguimiento del proyecto”.

Así es como la Municipalidad apoya el proceso en todas las instancias gubernamentales y flujo de presupuesto, la empresa privada lo hace en la ejecución para alivianar la carga de inversión.

Por otro lado, la academia aporta con el análisis y diagnóstico de la zona de intervención. Los equipos técnicos y culturales son el motor para el desarrollo de espacios públicos para un uso continuo.

Entre los actores, los habitantes del barrio son parte del proceso de análisis, diagnóstico, problemática y soluciones.

Los representantes de Rama Estudio sostienen que la propuesta obedece a la interconexión de escalinatas y ocupación de espacios en desuso, integrando servicios para el barrio y generando espacios públicos para la ciudad.

“La intención es que todos los espacios proyectados tengan un uso cotidiano por el barrio y un uso específico por parte de quienes lo visitan”.

Desde el punto de vista arquitectónico, se decidió que, para integrarse al entorno ya construido, los elementos arquitectónicos incorporados deben responder a una función específica, planteada por la necesidad de los habitantes próximos a la escalinata.

Esto haría posible que se potencien los espacios exteriores de encuentro y brindaría facilidades de conexión para una mayor utilidad.

“Los espacios son pensados desde lo cotidiano, sitios donde se pueda comer, conversar, trabajar, jugar, observar”.

En cuanto al sistema de movilidad, se propuso la implementación de un solo tramo de escaleras eléctricas para ayudar al peatón en tramos largos.

Según Rama, con los ejes de este proyecto se crea una lógica global, que permite abordar las problemáticas desde una mirada integral, anteponiendo el bienestar de los vecinos.