En Los Chillos y Pomasqui se encuentran proyectos como Alcázar de Segovia, que cuentan con casas de hasta tres pisos, con amplias áreas verdes y espacios comunales. Foto: cortesía Romero & Pazmiño.

En Los Chillos y Pomasqui se encuentran proyectos como Alcázar de Segovia, que cuentan con casas de hasta tres pisos, con amplias áreas verdes y espacios comunales. Foto: cortesía Romero & Pazmiño.

Sábado 17 de noviembre 2018

La casa es el bien inmueble más deseado por las familias

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)

Casas. Esa es la primera opción de las personas que quieren independizarse e invertir en un bien inmueble. Los datos de preferencia fueron proporcionados por la Feria de la Vivienda Mi Clase Clave 2018, que arrancó el 10 de noviembre y terminará mañana.

Las cifras, obtenidas de las visitas, marcan tendencias en temas como el tipo de propiedad que se busca, el tiempo en que se la va a comprar, el sector preferido y el rango de precio que se puede pagar.

Enlas encuestas que los visitantes de la feria llenaron en línea -hasta el 13 de noviembre- indican que el 55% de ellos va en busca de una casa.

Un 39% desea adquirirla en los siguientes seis meses, y el sector de mayor demanda es el norte de Quito. Un 42% de encuestados busca proyectos en ese sector. De ellos, el 37% está interesado en viviendas de hasta USD 70 000.

Esto sucede en un momento que Caridad Vela, directora de Mi Casa Clave, define como bueno para el sector de la construcción, después de dos años de estancamiento.

En Huma se destacan espacios sociales con diseño. Foto: cortesía Álvarez Bravo.

En Huma se destacan espacios sociales con diseño. Foto: cortesía Álvarez Bravo.

Ediciones anteriores de la feria reflejaron la venta de proyectos que tenían algún tiempo en proceso de comercialización. Pero en esta edición se oferta mayor cantidad de nuevos proyectos, comenta Vela.

En este escenario, la oferta actual, atenta a las exigencias del público, varía según el sector de la ciudad. En Quito centro y centro norte existe un enfoque en la clase media, que busca departamentos y suites, desde unos 58 m², en edificios.

El desarrollo inmobiliario para la gente de mayor poder adquisitivo está en Cumbayá y Tumbaco, donde se venden lotes urbanizados o casas terminadas desde 130 m².

El valle de Los Chillos se posiciona como el aspiracional del sur de Quito, señala Caridad Vela. En este sector, la oferta se ha ampliado hacia departamentos y oficinas.

La oferta para la clase media se ubica en sectores como Calderón, Carapungo, Marianitas y Mitad del Mundo, asegura.

Para las personas interesadas en departamentos de edificios céntricos, los constructores han realizado análisis para identificar sus necesidades.

Parques de Galicia 2 ofrece espacios cómodos y funcionales. Foto: Galo Paguay / CONSTRUIR.

Parques de Galicia 2 ofrece espacios cómodos y funcionales. Foto: Galo Paguay / CONSTRUIR.

Gabriela Álvarez, representante de Álvarez Bravo, comenta que el enfoque está en tres componentes. El primero es la conectividad. La gente busca cercanía entre el lugar donde vive y su trabajo. Además, es imprescindible estar rodeado de todos los servicios.

El segundo es que la vivienda se adapte al estilo de vida de una generación que, por ejemplo, es usuaria de tecnología. Por eso se consideran elementos como la domótica (tecnología en la vivienda).

También se busca una vivienda segura y con un diseño que contemple propuestas arquitectónicas innovadoras.

Para esto son importantes los acabados. Belén Montalvo, administradora comercial de Romero & Pazmiño, dice que las familias se fijan en la calidad de los pisos, que hoy en día son esencialmente flotantes. Además, hay una preocupación por el mobiliario de la cocina y la grifería.

El proyecto Barú consideró una buena iluminación, equipamiento y espacios eficientes. Foto: cortesía Álvarez Bravo.

El proyecto Barú consideró una buena iluminación, equipamiento y espacios eficientes. Foto: cortesía Álvarez Bravo.

Montalvo asegura que una de las principales exigencias del público quiteño es que los proyectos cuenten con áreas verdes, piscina, gimnasio, entre otros. Esto permite tener todo al alcance y evitar salir del espacio de confort.

Constructores como Pedro Moreno, de PMJ Arquitectos, se enfocan en incorporar parámetros eficientes y amigables con el ambiente. Una alternativa es el sistema constructivo industrializado, que permite optimizar tiempo y dinero, y que las familias vean su sueño realizado en el menor tiempo posible. Moreno asegura que esta es una de las principales demandas del público.

La iluminación LED, la reducción en el consumo de agua y el uso de equipamientos de baño y cocina que generen ahorro son elementos que constan en las propuestas.