Para elegir colores y materiales del equipamiento de estudio, se realiza un análisis del espacio para que exista sinergia entre el escritorio y los otros elementos del ambiente. Fotos: Cortesía Deco Kids, Karges y Colineal.

Para elegir colores y materiales del equipamiento de estudio, se realiza un análisis del espacio para que exista sinergia entre el escritorio y los otros elementos del ambiente. Fotos: Cortesía Deco Style & Kids, Karges y Colineal.

Entornos que facilitan el aprendizaje

Yadira Trujillo Mina. Redactora (I)

Las clases están a punto de iniciarse y, con ello, surge la necesidad de adecuar un espacio en la vivienda para que los niños realicen sus tareas escolares. El escritorio, la silla y los espacios de almacenamiento son fundamentales.

Para diseñar esa área, Isabel Pérez, arquitecta de interiores y propietaria de Deco Style & Kids, asegura que es fundamental que se involucre al niño en las decisiones que se tomen sobre el mobiliario y la decoración del área de trabajo.

La especialista indica que el ambiente de estudio ideal debe presentar una buena iluminación, una ubicación que aproveche al máximo el espacio disponible, medidas mínimas de largo y alto del tablero del escritorio, accesorios útiles, muebles auxiliares o estanterías, formas lúdicas, colores vivos, una papelera y una silla ergonómica y cómoda.

Los muebles de estudio se adaptan en el dormitorio. Los niños deben intervenir en las decisiones de diseño.

Los muebles de estudio se adaptan en el dormitorio. Los niños deben intervenir en las decisiones de diseño.

Pérez recomienda algunos sitios de la casa en los que se puede adecuar el estudio. Entre ellos está la propia habitación, siempre que esta disponga de suficiente espacio.

Sin embargo, lo óptimo sería ambientarlo en un sitio exclusivo para fines académicos. “Así se pude lograr un área moderna y lúdica, mediante una decoración única”.

En el diseño del espacio también es importante el color. La representante de Deco Style & Kids comenta que algunos tonos podrían influir en la concentración y el ánimo.

Alexandra Mosquera, gerenta de Diseño de Karges, considera que lo importante es dar una identidad propia a cada espacio. Eso se logra con un análisis previo del entorno para que el escritorio tenga sinergia con los colores y materiales que lo rodean.

La funcionalidad se logra con sillas ergonómicas.

La funcionalidad se logra con sillas ergonómicas.

De la mano del diseño está la funcionalidad, por lo que son importantes las medidas del equipamiento. Mosquera explica que la altura del escritorio es de 75 cm, aproximadamente. Cuando es para niños menores de 12 años se puede ajustar con asientos regulables o cojinería. El tablero debe tener al menos 1,20 de longitud.

Además son importantes la cajonería y la iluminación. Esta última debe ser preferentemente natural, y combinarse con luces dirigidas, instaladas en muebles altos y lámparas gancho. El tipo de luz dependerá de la susceptibilidad ocular de los niños.

Para la diseñadora de Karges, un tema fundamental es el diseño del escritorio para niños zurdos, en donde se disponen los elementos de forma distinta, para su comodidad.